Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España apunta a otro año récord de visitantes, con un aumento del 11,6% hasta junio

En el primer semestre han llegado 36,3 millones, casi cuatro millones más que el año anterior

El sector turístico español vuelve a superarse a sí mismo. Hasta 36,3 millones de turistas extranjeros eligieron España como destino en el primer semestre de este año, un 11,6% más que en 2016, según la encuesta de Frontur que elabora el INE. Los hoteleros esperaban un crecimiento menor, pero el dato registrado muestra que el turismo mantiene un crecimiento por encima de los dos dígitos, similar al de 2016 (+11,8%). Si se mantiene la progresión, se superará con holgura el récord histórico de los 75,3 millones de visitantes del año pasado.

Los turistas abarrotan la playa de La Concha, en San Sebastián.
Los turistas abarrotan la playa de La Concha, en San Sebastián.

La encuesta Frontur de movimientos turísticos en la frontera del primer semestre de 2017 arroja que llegaron casi cuatro millones más de visitantes internacionales que en el mismo periodo de 2016. Un aumento destacable, ya que se viene de un año histórico que parecía marcar el techo. Sin embargo, medio año después, el sector apunta a otro año de récord y con la progresión actual se podría alcanzar los 84 millones de visitantes.

“A principios de año nos habría costado creer en un crecimiento así”, reconoce Ramón Estalella, secretario general de la federación española de hoteles Cehat. Entre los países emisores, Reino Unido se mantiene como el principal caladero de visitantes. En concreto, han llegado 8,5 millones de turistas residentes en Gran Bretaña en los seis primeros meses del año. Le sigue Alemania (5,4 millones) y Francia (4,7 millones). Además, la llegada de viajeros de estos países crece a buen nivel, a pesar de estar ya en cotas elevadas. Reino Unido aumentó el número de viajeros en un 9,1% pese al Brexit, Alemania un 9,6% y Francia un 4,8%.

Fuera del trío líder, el país que más aumentó en número y proporción los viajeros hacia España fue EE UU. En total, llegaron hasta 1,2 millones de residentes de este país hasta junio, un 39,8% más que en el mismo periodo del año anterior. A pesar de esta progresión, hay ciertas incertidumbres que pueden modificar la tendencia, como explica Emilio González, profesor de economía de ICADE: “Hay factores como el Brexit o la evolución de los tipos de cambio entre el euro y la libra o el dólar que puede cambiar la tendencia”.

Por comunidades, en los primeros seis meses del año Cataluña ha sido la que más visitantes recibió (8,6 millones). Esto es, dos de cada diez viajeros que eligen España van a Cataluña, que crece a un ritmo del 10,3%. Le sigue Canarias (6,9 millones de turistas extranjeros), Baleares (5,4 millones de viajeros) y Andalucía (5,2 millones).

El sector turístico vive así su mejor semestre histórico en cuanto a la llegada de turistas internacionales. A esto hay que añadir el buen comportamiento de la demanda interna con previsiones de los hoteleros de un verano récord de visitantes nacionales. “Notamos que subirá el número de viajeros y de pernoctaciones”, dice Estalella.

Problemas de masificación

Tanto dato positivo en el turismo no solo da alegrías, ya que las zonas con una alta demanda comienzan a mostrar síntomas de saturación. De hecho, si solo se tiene en cuenta la llegada de viajeros internacionales, este año habrá unos 25 millones más que en 2012. Esto hace que en algunos puntos como Cataluña y Baleares haya aparecido lo que se conoce como turismofobia, un sentimiento de rechazo que el sector vive con inquietud.

Contra esto, ya son muchas las voces que piden alternativas para contener la masificación. Entre ellas, nuevos impuestos como la creación de una tasa turística aplicable por los Ayuntamientos, propuesto por el comité de expertos de la financiación local la semana pasada. Desde la confederación de hoteleros destacan que este fenómeno se produce por el aumento de la oferta de alquileres de viviendas para uso turístico, que crecieron un 33,8% según el INE: “Son plazas ilegales en su mayoría sin control. Esto es lo que provoca que haya rechazo en parte de la ciudadanía”, afirma Estalella.

A pesar de ello, el tipo de establecimiento mayoritario elegido por los viajeros es el hotel. Hasta junio han sido 22,8 millones de visitantes internacionales los que se han hospedado en hoteles. Esto supone un crecimiento del 7,7% si se compara con el mismo periodo de 2016.

Según el motivo de viaje, un 84,8% de los viajeros extranjeros llegaron por motivos de ocio, recreo y vacaciones. Esto supone que hasta 30,8 millones de turistas internacionales eligieron España para pasar sus vacaciones, un 14,9% más que hace un año. Algo que no se repite en el caso de los viajeros que llegaron por negocio, que fueron 2,4 millones. Una cifra que es un 3,7% menor a la de 2016.

El alquiler de pisos turísticos crece un 33,8%

Seis de cada diez turistas internacionales que llegaron a España se hospedaron en hoteles (62,8%) entre enero y junio, según el INE. Sin embargo, el alquiler de viviendas turísticas ha experimentado un crecimiento mayor. Estos alquileres aumentaron un 33,8% hasta alcanzar los 4,1 millones de viajeros extranjeros.

“Los pisos turísticos ayudan a que se superen las cifras de llegada de turistas. Es una oferta más asequible de la que se benefician las familias con menor poder adquisitivo”, destaca el profesor de economía de ICADE Emilio González. Además, hay que sumar otros 4,8 millones de viajeros que usan viviendas de familiares y amigos, según el INE. Un dato que se percibe por la confederación hotelera con recelo: “Aquí entran muchas plazas irregulares de alquiler de pisos”, asegura un portavoz de la confederación de hoteles.

Más información