Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA gana 2.306 millones hasta junio, un 26% más, por el empuje de México y Turquía

La entidad obtiene en España 479 millones, un 15,8% más, teniendo en cuenta las pérdidas del negocio inmobiliario

Carlos Torres, consejero delegado del BBVA.
Carlos Torres, consejero delegado del BBVA.

El grupo BBVA ha logrado un beneficio neto de 2.306 millones, un 25,9% superior al del mismo periodo de 2016. El banco destacó la buena evolución de los ingresos recurrentes, la moderación de los gastos de explotación y la reducción de los saneamientos como los principales factores que explican este crecimiento.

Los países que mejor se han comportado han sido México, en donde el BBVA logra en el primer semestre 1.080 millones de euros de beneficio, un 16,4% más, y Turquía. En este país consigue 374 millones, un 39,3% de incremento. El BBVA control el 49,85% del banco Garanti, que tiene una morosidad del 2,5%. 

Por lo que se refiere a España, la caída de los saneamientos crediticios en un 40,6% empujaron el beneficio un 8%, hasta los 670 millones. Sin embargo, el negocio inmobiliario donde se agrupan los activos procedentes de la crisis tuvo pérdidas por 191 millones, con lo que el negocio en España logró un beneficio neto de 479 millones, un 15,8% más que en el primer semestre de 2016. En cuanto a los indicadores de calidad crediticia, la tasa de mora mejoró en el primer semestre hasta llegar al 5,7% (versus 5,8% en diciembre); la cobertura se mantuvo estable en el 53%. 

La caída de tipos de interés hizo que el margen de intermediación en España cayera un 3,9%, "debida a la venta de carteras mayoristas", según el banco. Las comisiones subieron un 3% por los negocios mayoristas y las operaciones financieras disminuyeron un 18,5%. El banco continúa con la reducción de gastos en su fusión con Catalunya Banc.

La peor parte se la lleva el negocio inmobiliario adquirido en los años de bonanza. La entidad disminuyó su exposición neta al sector inmobiliario en los últimos seis meses un 14,2%. La estrategia fue "acelerar las ventas mayoristas de activos y aminorar la cartera, aprovechando la recuperación del mercado inmobiliario. Esta área de negocio siguió reduciendo las pérdidas y presentó un resultado acumulado hasta junio de -191 millones de euros", dice la nota.

En Estados Unidos, a diferencia de otras ocasiones, la subida de tipos ha mejorado la cuenta. El margen de intereses subió un 13,6%, las comisiones un 7,6% y los gastos solo el 1,4%. Así, el beneficio atribuido fue de 297 millones de euros, un 62,4% más que en el mismo periodo de 2016.

De América del Sur llegaron malas noticias: ganó 404 millones de euros entre enero y junio, un 3% menos que en el primer semestre de 2016.

El banco también destacó su transformación digital. Según sus datos, a cierre de junio, el BBVA contaba con 19,9 millones de clientes que se relacionaban con el banco por canales digitales (un 22% más que un año antes). De estos, los clientes que interactúan a través del móvil sumaron 14,5 millones, lo que supone un avance interanual del 42%.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, señaló que “los resultados del segundo trimestre confirman las buenas tendencias del comienzo de año, tanto en los resultados financieros como en transformación y creación de valor para el accionista”.