Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pisos más caros, refugio para los más ricos

Madrid y Barcelona reanudan las promociones de lujo que venden a más de 16.000 euros el metro y tienen lista de espera

Imagen de cómo será el edificio Lagasca 99, en Madrid, que vende a precios de entre 10.000 y 16.000 euros.
Imagen de cómo será el edificio Lagasca 99, en Madrid, que vende a precios de entre 10.000 y 16.000 euros.

El mercado de viviendas de lujo en Madrid y Barcelona está desatado y no parece que vaya a echar el freno a corto plazo. Estos pisos donde cada metro cuadrado cuesta más de 10.000 euros son tan codiciados que una vez se inicia la venta de la promoción "siempre tenemos una larga lista de espera", afirma Joanna Papis, directora de Promociones de Obra Nueva de Madrid y Barcelona de Lucas Fox. "Muchos compran como inversión y otros como segunda o tercera residencia; coleccionan las propiedades como si fueran arte", añade.

De nuevo, las casas solo aptas para bolsilos adinerados se han convertido en un valor refugio. En un momento marcado por la volatilidad de los mercados y los tipos de interés negativos, el lujo es la elección más segura para el inversor. La estabilidad política en España y las perspectivas de crecimiento del valor de los inmuebles hacen el resto, asegura Iván Barrondo, responsable de la firma John Taylor en España y Portugal.

José Abascal 48 es otra promoción exclusiva y una de las pocas ya finalizada.
José Abascal 48 es otra promoción exclusiva y una de las pocas ya finalizada.

Este inversor tiene a Madrid en su punto de mira. En 2016, se vendieron 800 propiedades de al menos 1,5 millones de euros, un 60% más respecto al año anterior, según Engel & Völkers. Nueve de cada diez tenían un precio de hasta cuatro millones. Los compradores gastan ese dinero sin pestañear, aunque recurren a financiación "aprovechando los bajos tipos de interés, una de las grandes diferencias respecto a los años del boom", indica Jorge Campreciós, director de Property Development de Engel & Völkers Barcelona.

En la capital se calculan en estos momentos unos 12 residenciales de lujo en marcha o en venta que encandilan a latinoamericanos, principalmente mexicanos, venezolanos y colombianos, que "están deseosos de tener un pied-à-terre en Madrid, que les permita luego viajar a Londres, París o Milán. Además, valoran poder hablar en su lengua, disfrutar de su gastronomía y pasear por las calles sin miedo a un robo o secuestro", dice Antonio Pan de Soraluce, managing director de Colliers International Spain. Se decantan por los barrios de Salamanca, Justicia, o Chamberí y "principalmente compran ente los 8.000 y 12.000 euros por metro", cuenta Óscar Larrea, director del departamento de Obra Nueva de Engel & Völkers Madrid. El comprador nacional, en cambio, valora otras zonas, como Chamartín (El Viso y paseo de La Habana), Chamberí (Almagro) o Justicia y Jerónimos", apostilla Maurice Kelly, director de Residencial y Suelo de JLL.

Crece la demanda

Madrid es una plaza de lo más interesante para grandes fortunas, a pesar de que los precios están subiendo. La oferta de vivienda nueva —sobre todo procedente de rehabilitaciones— ha crecido en el último año, pero sigue siendo insuficiente para colmar el voraz apetito por hacerse con una propiedad en las ubicaciones más privilegiadas. "Los precios de las viviendas de lujo en Madrid se han recuperado casi un 30% desde su punto más bajo en 2013 y en los últimos seis meses han subido un 5%", según Carlos Zamora, director de Residencial de Knight Frank. "Ese crecimiento del 5% anual es el que esperamos para los próximos tres o cuatro ejercicios", dice. Aunque hay áreas donde la revalorización ha superado los dos dígitos: en el barrio de los Jerónimos los pisos se han encarecido un 13% en el último año, por encima del barrio de Salamanca (12,4%). Es en este último donde más ha crecido la demanda en el último año: un 20%, según Barrondo, de John Taylor.

A pesar de que el lujo vuelve a encarecerse, la capital sigue siendo más barata que otras ciudades europeas con precios por encima de los 20.000 euros. "En Madrid se pueden encontrar viviendas que parten de los 6.200 euros de paseo de la Habana hasta los 17.000 en El Viso", señala Kelly.

Solo así se explican las ventas que se están cerrando en los últimos meses. Una de las promociones más exclusivas de la capital, Lagasca 99, en el barrio de Salamanca y propiedad de la socimi Lar España Real Estate y Pimco, vende 44 pisos a precios que van desde 10.000 a 16.000 euros el metro cuadrado. Llevan la firma del arquitecto Rafael de La-Hoz y se distribuyen en ocho plantas cuyas superficies parten de 330 metros cuadrados y llegan a 700 metros. Hay dúplex con techos de seis metros y áticos dúplex que incluyen piscina privada. Ofrece piscina cubierta climatizada, wellness center para propietarios, sala de visitas, un club de acceso privado, y un roof garden que corona el edificio. Hasta la fecha, se ha comercializado el 65% del proyecto, tanto a clientes nacionales que quieren dejar los barrios residenciales (La Moraleja, La Finca...) para volver a la ciudad, como a foráneos. "El 45% de los propietarios son internacionales, fundamentalmente venezolanos, mexicanos y colombianos, que prefieren alojarse en su casa antes que hacerlo en un hotel", explican en Colliers International Spain, que comercializa el proyecto. Se estima la entrega de los pisos en 2018.

Este es solo uno de los proyectos millonarios de la capital, pero no será el más caro puesto que está previsto que las 22 viviendas del Centro Canalejas, con servicio del hotel Four Seasons, toquen los 18.000 euros por metro cuadrado.

Áticos por tres millones

José Abascal 48, en el distrito Chamberí-Almagro, es otra de esas promociones exclusivas, y una de las pocas ya finalizada. Solo quedan en venta nueve viviendas: seis apartamentos de cuatro dormitorios desde 360 metros cuadrados que parten de 2,1 millones de euros; y tres áticos de 337 metros con terraza privada desde 3,4 millones. El proyecto ha sido una rehabilitación integral de 14 meses llevada a cabo por el estudio Touza Arquitectos. "El público internacional, que aunque utiliza menos la residencia quiere el mismo confort que un hotel, es el perfil de cliente que más encaja con esta promoción, aunque también se llega a un público nacional", explican en Lucas Fox, que comercializa el residencial. Y la lista sigue: Serrano, 141; Castaños, 3; Claudio Coello, 108; Recoletos, 8...

En el caso de Barcelona, "el precio del lujo subirá un 6,6% interanual, que es lo que ha crecido también en el último año", explica Carlos Zamora, de Knight Frank. Esto se debe a la falta de oferta y la fuerte demanda, tanto del cliente nacional como del internacional (turcos, franceses e ingleses). "En los últimos años se han desarrollado obras nuevas (rehabilitaciones) con precios a partir de los 10.000 euros el metro cuadrado. Su exclusividad y su precio dependen más de la tipología del proyecto (calidades, edificios emblemáticos, arquitectos e interioristas reconocidos), que de su ubicación", dice Maurice Kelly, de JLL. Uno de estos proyectos que quitan el hipo es Francesc Macià 10, el antiguo edificio Winterthur que alberga ocho pisos de lujo, uno por planta, de entre 500 y 600 metros cuadrados. El precio del metro cuadrado se sitúa entre los 10.000 y los 14.000 euros, por lo que hay inmuebles desde los seis hasta los 12 millones, cuenta Kelly. La promoción, ya terminada, supondrá un concepto nuevo que aún no existe en Barcelona, al ofrecer servicios propios de un hotel, añade. O Diagonal 0, que pondrá 89 pisos de lujo diseñados por Odile Decq, y que saldrán a unos 12.000 euros el metro.