Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
RESULTADOS EMPRESARIALES

Bankia gana 514 millones hasta junio, un 6,7% más, tras reducir las provisiones

El volumen de créditos y de depósitos cae mientras el banco refuerza su capital

José Sevilla, consejero delegado de Bankia, hoy en la presentación de resultados. EFEDiego Pérez Cabeza.
José Sevilla, consejero delegado de Bankia, hoy en la presentación de resultados. EFE/Diego Pérez Cabeza.

Bankia, controlado por el Estado en un 66%, obtuvo un beneficio neto atribuido de 514 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone un 6,7% más que en igual periodo de 2016, según ha informado este miércoles la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los márgenes de la cuenta de resultados siguen presentando caídas, como en trimestres anteriores, pero el resultado mejora gracias a la menor necesidad de provisiones (descienden un 15,6%) porque ha bajado el volumen de activos dudosos en algo más de 1.000 millones en el semestre. El saldo actual de dudosos y activos adjudicados brutos es de 13.813 millones, pese a que en 2012 la entidad realizó un traspaso de 22.300 millones a la Sareb. La morosidad de Bankia sigue en tasas importantes, el 9,1%, 0,70 puntos porcentuales menos que en diciembre de 2016.

El banco ha destacado la "fortaleza" de los ingresos de su negocio tradicional bancario, junto al control de los gastos, como claves para mejorar su capital y su rentabilidad. Así, la rentabilidad sobre fondos propios se elevó al 8,6%, frente al 8,2% del primer semestre de 2016, y se sitúa entre las mejores del sector, a la espera de conocer los resultados de sus competidores.

En la actividad comercial destaca que ha concedido más hipotecas en seis meses que en todo 2016. "El crédito al consumo crece con fuerza, y lo mismo sucede con la financiación a pymes", ha subrayado José Sevilla, consejero delegado de la entidad. La entidad concede el 47% de las nuevas hipotecas a tipo fijo, frente al 36% que lo hacía en junio de 2016. El 30% de estos créditos se han concedido a los no clientes de Bankia.

El Gobierno acaba de elaborar el anteproyecto de ley hipotecaria que trata de introducir más transparencia en este negocio, que ha sido objeto de múltiples demandas judiciales por los abusos del sector. La nueva norma se ha cogido con escepticismo entre algunas entidades por creer que abarata demasiado algunas comisiones, como las de la de cancelación anticipada. Sevilla calificó la nueva ley de "muy positiva", ya que todo lo que sea aclarar las "reglas del juego" hipotecario "aumenta la transparencia y la seguridad" de todos los involucrados en este mercado.

"No creo que el texto sea descafeinado, tiene reformas de calado, profundas e importantes. Hay cambios relevantes en todos los ámbitos", ha apuntado. En su opinión, "es bueno que tengamos unas normas claras para el futuro, transparentes, y que evitemos toda la litigiosidad en torno
al sistema hipotecario". Sevilla aprovechó para recordar que el nuevo límite de las comisiones por amortización anticipada "no afectará a Bankia, ya que no cobran comisiones por este concepto". Como en ocasiones anteriores, el número dos de la entidad se manifestó partidario de las hipotecas a tipo fijo. "Es una oportunidad para contratarlas con tipos de interés históricamente bajos". Descartó que fueran a subir los precios por la nueva norma: "La competencia siempre se encarga de reducir los márgenes", advirtió.

Sevilla afirmó que la entidad tuvo un comportamiento “muy leal y muy honesto” durante la crisis del Popular, en respuesta a una pregunta sobre el posible robo de clientes en aquellos momentos. “Nosotros sabemos lo que es eso, ya lo vivimos en 2012 y es desestabilizador”, recordó.

Privatización de Bankia

El consejero delegado de Bankia considera "bueno" que se retome la privatización de Bankia, una intención que anunció el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, hace unos días, y se ha mostrado confiado en que habrá demanda cuando se pongan a la venta nuevos paquetes de acciones.

"Con independencia de que las decisiones corresponden al accionista, sí pensamos que, una vez aprobada fusión, podría haber oportunidades en el mercado de retomar el proceso de privatización", ha apuntado el directivo durante la presentación de los resultados semestrales de la entidad, que reflejan un beneficio de 514 millones de euros, lo que supone un 6,7% más que en la primera mitad del ejercicio anterior.

Por su parte, el margen de intereses de Bankia se redujo en un 11,4% en el primer semestre, hasta los 995 millones de euros, por el menor rendimiento de las carteras de deuda y el impacto de los bajos tipos de interés.

Las dotaciones a provisiones realizadas por la entidad en la primera mitad del año sumaron 238 millones de euros y el saldo de morosos descendió en 922 millones de euros, lo que situó la tasa de morosidad en el 9,1%, siete décimas menos.

En cuanto al ratio de solvencia total, también en términos 'fully loaded', es decir, el ratio de más calidad con el nivel que se exigirá en 2019, se elevó del 14,36% al 16,85%. Esta cifra incluye la emisión de bonos convertibles (CoCos) de julio, que aportó 100 puntos básicos al ratio.

Por su parte, la ratio CET 1 'phase in' cerró junio en el 15,36%, 76 puntos básicos por encima del nivel registrado en diciembre de 2016. El dato asciende al 15,44% si se con la emisión de bonos contingentes convertibles en acciones, (CoCos).

Desde el punto de vista de rentabilidad, el ROE alcanzó el 8,6%, frente al 8,2% registrado en diciembre, mientras que, por el lado de la liquidez, la ratio de créditos sobre depósitos se situó en el 98%, con un 'gap' comercial de apenas 2.604 millones de euros.