Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUTISMO

Iris & Thula

Los perros, gatos, caballos e incluso delfines son una excelente terapia para los niños que sufren autismo

Alimento para gatos Whiskas. Alimenta su curiosidad". Agencia almapBBDO, Brasil.

Esta es la historia real de Thula, una gata que apareció en la vida de Iris e hizo que la niña viera una parte del mundo que hay fuera de su interior hasta ahora desconocida.

A Iris Grace, una niña inglesa de ocho años, le fue diagnosticada a los dos años un autismo severo, A través de la relación especial que desarrolló con Thula, Iris fue ganando confianza en sí misma y comenzó a comunicarse y tomar parte en diferentes actividades. Incluso reveló un extraordinario talento para la pintura.

Aunque no hay estudios precisos, los expertos calculan que en España hay alrededor de 450.000 niños que sufren un Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). Pese a que es muy difícil de asumir por los padres, tomar cartas en el asunto rápidamente es esencial para que su hijo se pueda beneficiar lo más posible de todas las terapias existentes accediendo a programas específicos para desarrollar habilidades de comunicación, socialización y cognoscitivas.

Iris & Thula ampliar foto

ONG's Three House / Talk Talk. "Cuanto más tiempo permanezca sin ayuda un niño con autismo, mas difícil será llegar a él". Agencia Chi & Partners, Reino Unido.

Los perros, gatos, caballos e incluso delfines se han demostrado excelentes compañeros de los niños con problemas de autismo. Las personas podemos conseguir, tras media hora de intentarlo, un minuto de atención del pequeño paciente. Un animal, tras tan solo un minuto, consigue treinta minutos de atención del menor.

Más información