Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido deja fuera del AVE británico a las empresas españolas

Acciona, ACS, Ferrovial y FCC se quedan sin el principal contrato de 7.500 millones de euros pese a la reciente visita del rey Felipe a Londres

Una pancarta contra el consorcio HS2 que construye la línea AVE que unirá Londres y el norte de Inglaterra.
Una pancarta contra el consorcio HS2 que construye la línea AVE que unirá Londres y el norte de Inglaterra. REUTERS

High Speed Two (HS2), la sociedad pública promotora del AVE británico, ha dejado fuera a las constructoras españolas que pujaban por el principal contrato de la línea que unirá Londres y Birmingham, valorado en 6.600 millones de libras (7.500 millones de euros), según hizo público este lunes el consorcio británico.

Los cuatro consorcios en los que participaban Acciona (junto a John Sisk y Lagan), ACS Dragados (con GallifordTry), FCC (con Laing O'Rourke y J. Murphy) y Ferrovial (con Morgan Sindall y BAM Nuttall) no han obtenido ninguno de los tres tramos en que se ha dividido este contrato para unir la capital con Birmingham. El contrato era uno de los objetivos que perseguía la reciente visita del rey Felipe VI al Reino Unido, y que contó con una nutrida representación empresarial española, con las cuatro empresas pujantes entre los participantes.

HS2 ha adjudicado la zona sur de esa ruta del AVE al consorcio integrado por Skanska, Costain y Strabag; la parte central a los grupos de Bouygues, VolkerFitzpatrick y Robert McAlpine y de Carillion, Eiffage y Kier; y la parte norte a la alianza de Balfour Beatty y Vinci.

Un duro golpe

HS2 señala que el proyecto generará 16.000 empleos.
HS2 señala que el proyecto generará 16.000 empleos.

Se trata de un duro golpe para las empresas españolas que cuentan con gran experiencia en las líneas de alta velocidad. Renfe ya decidió quedarse fuera del proyecto pese al ofrecimiento de las autoridades británicas. Las constructoras españolas tendrán que esperar ahora a la licitación de nuevos tramos como el que unirá Birmingham y Manchester.

Además, los fabricantes ferroviarios españoles Talgo y CAF compiten por el suministro de los trenes AVE que circularán por la línea del alta velocidad en un contrato valorado en 2.750 millones de libras (unos 3.275 millones de euros) por la compra de sesenta trenes, y que se espera que se adjudique a finales de 2019. Ferrovial ya logró en consorcio un contrato de trabajos previos por 900 millones de libras (unos 1.040 millones de euros).

HS2 señaló que este contrato de la primera fase de la línea generará 16.000 puestos de trabajo en todo el país en los próximos seis años, con 7.000 contratos de los cuales alrededor del 60% irán a parar a las pymes.En su conjunto, el proyecto de Alta Velocidad entre Londres y Manchester permitirá la creación de 25.000 empleos, mientras que otras 3.000 personas operarán las redes y se prevé que el empleo directo e indirecto generado en las nuevas estaciones puede elevarse hasta 100.000 personas.

El secretario de Transportes de Reino Unido, Chris Grayling, indicó que esta línea AVE hasta Birmingham, que está previsto que se complete en 2026, representa un "paso importante" en la construcción de la nueva red ferroviaria británica y refleja la determinación del Gobierno de ofrecer una economía que funciona "para todos".

Grayling apuntó que el proyecto, que ha suscitado la oposición de varios grupos ecologistas, impulsará el crecimiento económico, al ofrecer más plazas para viajeros y mejores posibilidades de conexión entre los grandes núcleos urbanos.

Por su parte, el presidente de HS2, David Higgins, explicó que la entidad podría transportar en esta línea a más de 300.000 personas al día y destacó que los trenes rápidos que se utilizarán  dejarán espacio para más trenes en la red ferroviaria tradicional existente.