Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobierno de Trump investiga por competencia desleal a la aceituna española

El Departamento de Comercio considera que se benefician de subvenciones supuestamente injustas y amenaza con imponer aranceles

Wilbur Ross, secretario de Comercio de EE UU
Wilbur Ross, secretario de Comercio de EE UU EFE

La Administración de Donald Trump ha lanzado una de sus primeras medidas proteccionistas en el ámbito del comercio internacional mirando al campo español. El Departamento de Comercio anunció este jueves la apertura de una investigación contra las importaciones de aceitunas producidas en España al considerar que se benefician unas subvenciones que considera que pueden ser “injustas” y eso les permite vender por debajo del precio del mercado. Si se incumplen las normas, impondrá aranceles.

Wilbur Ross, responsable del Departamento de Comercio, asegura que se va a realizar una “evaluación completa y justa” de la situación. Y en el caso de que se determine que las prácticas comerciales son “desleales”, advierte que actuará rápido para frenarlas. “EE UU está comprometido con un comercio libre, justo y recíproco con España”, añadió en una nota de prensa.

La investigación, explica el gobierno estadounidense, tiene su origen en una demanda presentada el pasado mes de junio por la Coalición para el Comercio Justo de Aceitunas Maduras que representa los intereses de productos en California como Musco Family Olive y Bell-Carter Foods. Calculan que las aceitunas españolas se venden en EE UU por debajo del precio de mercado por las ayudas públicas que reciben. Hablan de un margen del 78% y el 223%.

La acción antidumping se anuncia cuando los productores de aceituna están invirtiendo en campañas de promoción en Estados Unidos, con el chef José Andrés como embajador. La investigación debe determinar ahora si las aceitunas importadas desde España se venden realmente a un precio inferior al del mercado. En ese caso, el Departamento de Comercio advierte de que impondrán aranceles en la frontera para compensar el margen.

La maniobra proteccionista del Departamento de Comercio irá en paralelo a un examen que realizará la Comisión de Comercio Internacional sobre el impacto de esta práctica en el conjunto de la industria estadounidense y en el empleo, por si el supuesto dumping comercial que denuncian los productores californianos está perjudicando injustamente a sus oportunidades de negocio.

EE UU importó el año pasado aceituna madura de España por valor de 71 millones de dólares. Las primeras acciones podrían llegar este próximo mes de septiembre, de acuerdo con la nota del Departamento de Comercio. Se trataría de una reprimenda preliminar para prevenir cualquier daño a los productores locales. El dictamen final de Washington llegará dos meses después. En ese momento se impondrán aranceles. La investigación antidumping concluirá en febrero.

El Departamento de Comercio inició hace tres meses un examen de todas las importaciones que recibe EE UU para hacer frente a las prácticas maliciosas en el comercio internacional y proteger así el empleo local. Washington pretende ser así más estricto en al exigir el cumplimento de los acuerdos comerciales. Ross cuenta con más autoridad para iniciar acciones proteccionistas.