Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La euforia recalienta el Nasdaq

El índice para valores tecnológicos sube un 18% en el año y algunos expertos alertan sobre el riesgo de una burbuja

Panel electrónico con la cotización del Nasdaq en Times Square (Nueva York)
Panel electrónico con la cotización del Nasdaq en Times Square (Nueva York) PHOTO PRESS

El índice Nasdaq 100, que agrupa a las mayores empresas de tecnología del mundo, se revaloriza un 18% en lo que va de año. Este buen comportamiento se suma a la tremenda subida acumulada en el último lustro. En este periodo el Nasdaq ha pasado de 2.584 puntos a estar por encima de los 5.778 enteros. Un 120% más. En las últimas semanas, el índice ha tenido varias sesiones de fuerte volatilidad, con caídas considerables seguidas de importantes rebotes. Este hecho lleva a que los analistas se cuestionen si los precios de las compañías del sector no se ha habrán recalentado en exceso.

Peter Garnry, jefe de estrategia en renta variable de Saxo Bank, ha distribuido esta semana un informe entre sus clientes titulado ¿Miedo a una burbuja en las tecnológicas de EE UU?. En este trabajo reconoce que el apetito por comprar valores de esta industria sigue siendo alto, pero también advierte de que la euforia ha disparado los precios de las acciones. “El sector tecnológico estadounidense sigue siendo uno de los pocos nichos de crecimiento en el actual entorno macroeconómico, aunque las valoraciones comienzan a ser excesivas”, señala Garnry.

La euforia recalienta el Nasdaq

Esta llamada a la prudencia es compartida por los expertos de Bankinter Bolsa, quienes en el informe de perspectivas de inversión para el tercer trimestre del año han revisado su recomendación sobre el sector tecnológico “de forma táctica” de comprar a neutral. “Consideramos que todavía existe potencial de revalorización a largo plazo de las grandes compañías que lideran los cambios disruptivos como el comercio electrónico, big data e inteligencia artificial. Sin embargo, la intensa revalorización del sector en EE UU durante la primera parte del año incrementa la posibilidad de una corrección en las cotizaciones”, argumentan. Las principales apuestas de Bankinter Bolsa en este negocio son Google, Amazon, Facebook y Microsoft.

Fidelity destaca que muchas empresas de este sector tienen ventajas “oligopolísticas”

Fidelity opina en su último informe de perspectivas que las subidas del Nasdaq están basadas en unas expectativas de beneficios altas, que ahora las empresas deben de confirmar. “La apuesta del mercado estadounidense se ha alejado de las acciones de perfil value [más sensibles a la evolución de la economía] para abrazar de nuevo las áreas de crecimiento de calidad, como la tecnología”. Esta gestora, una de las más grandes del mundo, destaca que en muchos valores tecnológicos se está viendo un volumen “inusualmente alto” de revisiones al alza de los beneficios y previsiones de ingresos positivas. “Ello se debe, en parte, a las ventajas oligopolísticas que están abriéndose en muchas áreas por empresas que dominan sus mercados como Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google [conocidas en la jerga bursátil con el acrónimo FAANG]”.

Como resultado de esta tendencia, el liderazgo en el mercado americano se ha estrechado, según Fidelity, de modo que las grandes tecnológicas son responsables de un porcentaje elevado de las ganancias totales de la Bolsa, mientras que en Europa el peso sectorial está más repartido. “Si los FAANG pueden seguir batiendo las previsiones de beneficios, la Bolsa estadounidense seguirá encontrando apoyo, y este tipo de valores continuará cotizando con prima”.

La fe ciega de los inversores por los valores tecnológicos ha llevado a que las cinco empresas que encabezan la clasificación de las más negociadas a nivel mundial en la plataforma de Saxo Bank en el primer semestre del año sean compañías de esta industria. La acción más contratada de todo el mercado durante la primera mitad de 2017 fue Alibaba. Los títulos del grupo chino cotizado en EE UU subieron un 32% en el segundo trimestre gracias a los buenos resultado que obtuvo. Alibaba mejoró su facturación un 60% en su cuatro trimestre fiscal. “Además, sigue estando entre las acciones más populares, ya que para los inversores representa una de las mejores vías de acceso al futuro del comercio electrónico en China”, según Garnry.