Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OPEP se estrella en su intento de limitar la oferta de petróleo

Arabia Saudí, impulsora de los recortes de crudo, supera también sus objetivos de producción

Continúan las malas noticias para los países productores de petróleo. La OPEP lleva desde noviembre embarcada en una política de restricción a la oferta con la esperanza de impulsar unos precios que andaban en mínimos. Pero la estrategia impulsada por Arabia Saudí está obteniendo unos resultados cuando menos dudosos. No solo el precio no despega, estancado en la franja de 45 a 50 dólares. El tijeretazo a la oferta tampoco marcha según las previsiones. Por tercer mes consecutivo, la producción de la OPEP subió en junio.

Chimeneas en una refinería de gas y petróleo.
Chimeneas en una refinería de gas y petróleo. EFE

El boletín mensual de la OPEP, publicado ayer, arroja un aumento en la oferta de crudo de los países del cartel del 1,2%, unos 394.000 barriles de más producidos respecto a mayo. Lo llamativo es que ni la propia Arabia Saudí, líder indiscutida de la OPEP y principal impulsora de los recortes, ha logrado atenerse a su política y produjo, por primera vez desde el inicio de las restricciones, por encima de sus objetivos.

Es el tercer mes consecutivo de alzas en la producción de la OPEP. El propio secretario general del organismo, el nigeriano Mohamed Barkindo, admitió que las “grandes expectativas” despertadas por su política no se habían cumplido.El objetivo era reducir las existencias acumuladas, pero no se está logrando.

Los problemas se acumulan ante un cartel que se ve incapaz de imponer unos precios que siguen siendo bajos. No es solo el boom del fracking que vive Estados Unidos el responsable del exceso de oferta. Países como Libia o Nigeria también han aumentado sustancialmente su capacidad. Ambos son miembros de la OPEP, pero debido a la muy inestable situación política que arrastran han quedado por ahora exentos de los recortes que afectan a otros países del club de productores. En los bajos precios del crudo también influye una demanda de los países asiáticos por debajo de la que se preveía.

Para luchar contra esta tendencia a la baja, el cartel liderado por Arabia Saudí pactó el pasado mes de mayo un aplazamiento de los recortes hasta al menos marzo de 2018. Tras la publicación del informe, el precio del barril brent, el de referencia en Europa, cayó cerca de los 47 dólares, aunque luego remontó hasta superar los 48.

Previsiones para 2018

El boletín mensual de la organización con sede en Viena lanza también por primera vez sus previsiones para el próximo año. Y estas no son demasiado halagüeñas para los intereses de los productores. Conjuga un ligero descenso de la demanda de crudo de la OPEP con un crecimiento de la oferta de los países que no forman parte del cartel, principalmente por la sobreoferta en Estados Unidos, Brasil, Canadá o Rusia.

El informe sostiene que los precios actuales por debajo de la barrera de los 50 dólares limitarán el nivel de gasto y de perforaciones el próximo año. “Pese a estos hechos, esperamos para 2018 una tendencia ligeramente al alza”, añade el boletín.