Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

RBS pacta 5.500 millones por el empaquetado de hipotecas tóxicas

El banco británico necesita resolver las demandas pendientes en EE UU para volver a manos privadas

Sede de Royal Bank of Scotland en Londres
Sede de Royal Bank of Scotland en Londres REUTERS

El grupo financiero británico Royal Bank of Scotland anunció este miércoles un pacto con la agencia federal de la vivienda en Estados Unidos por el que desembolsará 5.500 millones de dólares (4.826 millones de euros) para zanjar la investigación por el empaquetado de deuda hipotecaria tóxica. RBS necesita resolver todas las demandas pendientes tras el estallido de la crisis para poder volver a manos privadas.

El gobierno británico controla el 71% de la entidad. RBS informó a los inversores de que dispone del capital suficiente para resolver el litigio. El grupo financiero, uno de los principales actores en el mercado hipotecario estadounidense durante el auge de la vivienda, puso 8.300 millones aparte para cubrir los gastos legales por su papel en la venda de deuda estructurada con hipotecas insolventes.

El banco, sin embargo, sigue haciendo frente a otras investigaciones por la vía civil y penal, entre ellas una del Departamento de Justicia de EE UU. Eso podría obligarle, como reconoce la propia entidad, a hacer nuevas provisiones en función de cómo vayan progresando las negociaciones con los reguladores. Washington demandó en diciembre a Barclay´s por su negativa a negociar.

Deutsche Bank y Credit Suisse decidieron, sin embargo, saldar cuentas con las autoridades financieras en EE UU antes del cambio de administración. Como RBS fueron acusadas de abusar de los inversores al estructurar activos de deuda de baja calidad que luego se negociaban en el mercado. En el caso del banco de Edimburgo vendió activos tóxicos por valor de 32.000 millones.

La multa impuesta a RBS por la agencia de la vivienda en EE UU está por encima de lo que esperaban los analistas de Wall Street, que anticipaban un desembolso de entre 3.500 millones y 5.000 millones. Ross McEwan, su consejero delegado, cree sin embargo que el pacto anunciado “es un paso importante” para resolver uno de los problemas más importantes heredados de la crisis.

El regulador del mercado hipotecario, por su parte, recupera de esta manera más de 23.300 millones tras resolver varias demandas. El pago más alto hasta la fecha lo realizó Bank of America, de 5.830 millones. La multa a RBS supera los 4.000 millones a JPMorgan Chase. Esa deuda hipotecaria tóxica se ofreció a Fannie Mae y Freddie Mac, lo que provocó pérdidas masivas en su balance.