Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almirall se hunde un 24,67% en Bolsa tras revisar a la baja sus previsiones para 2017

Las cuentas de la farmacéutica se reducirán más de un 10% respecto a 2016 por problemas en el negocio en EE UU

Instalaciones de Almirall en una imagen de la web de la empresa.
Instalaciones de Almirall en una imagen de la web de la empresa.

La empresa farmacéutica española Almirall se ha desplomando este lunes en Bolsa un 24,67% hasta los 9,80 euros después de anunciar una rebaja de las previsiones para 2017 por la mala situación del negocio en EE UU. La empresa ha enviado a primera hora un hecho relevante a la CNMV revisando sus previsiones de ingresos totales, ventas netas y EBITDA para este año y la reacción de los mercados ha sido inmediata.

En el texto enviado a la CNMV, Almirall sostiene que su negocio en EE UU, donde opera a través de su filial Aqua, “se está viendo afectado negativamente” por algunos factores y que, aunque ha tomado medidas para reducir su impacto, se ve obligada a reducir sus previsiones de ventas, de ingresos totales y de EBITDA.

Así, según la documentación aportada a la CNMV, los ingresos totales y las ventas registrarán caídas de “doble dígito bajo” respecto a las de 2016. Es decir, ambas partidas se reducirán más de un 10% respecto al año pasado. El año pasado, los ingresos totales fueron de 859,3 millones de euros, mientras que las ventas netas ascendieron a 764,4 millones de euros. La previsión inicial era un crecimiento de ambas partidas a “un dígito bajo a medio”, es decir, entre un 1 y un 5%.

Igualmente, calcula que este año registrará un resultado bruto de explotación (EBITDA) de entre 140 y 170 millones de euros, es decir, una caída de al menos el 25,3% respecto a los 227 millones de euros de 2016. Se preveía que esta partida aumentase en torno a un 5%.

Según la empresa farmacéutica, el batacazo a sus resultados se explica por tres factores que “han repercutido negativamente en los resultados” en el primer semestre del año y tendrán un “impacto significativo” en los resultados de 2017. En primer lugar, “un reequilibrio de inventarios en el canal de distribución”, que tendrá un impacto de entre 25 y 30 millones de euros en las cuentas solo en el primer semestre. En segundo lugar, la empresa explica que ha detectado “un nivel significativo en la adjudicación inadecuada de tarjetas del Programa de Asistencia al Paciente en ciertas farmacias”, lo que ha repercutido en los ingresos. En tercer lugar, el resultado de la empresa en EE UU se ha visto afectado también por la aparición de un producto genérico que compite con uno de la empresa y que es un 10% más barato.

Más información