Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comercio electrónico se dispara en España y crece un 21% en 2016

La facturación alcanza los 24.185 millones de euros al año, con las agencias de viajes y las aerolíneas a la cabeza

El comercio electrónico avanza imparable en España. En 2016 las transacciones de productos y servicios por Internet acumularon una facturación de 24.185 millones de euros en todo el año, un 20,8% más que en 2015. Y el crecimiento, además se acelera: en el último trimestre la subida interanual fue del 25,4%. A la cabeza se ha situado el sector turístico, el que mayor porcentaje del negocio virtual se lleva, según el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

La sede de Amazon en Barcelona.
La sede de Amazon en Barcelona.

El sector turístico ha vivido la transformación digital a marchas forzadas. De los grandes pasajes de avión de cartulina comprados en las oficinas de las compañías se ha pasado a viajar con un billete guardado y pagado en el móvil. En las agencias online los españoles compran ahora paquetes turísticos hacia el último rincón del mundo desde el sofá y saltándose a casi todos los intermediarios. Como consecuencia, de los 24.185 millones el comercio electrónico movió el año pasado, las empresas vinculadas a los viajes fueron las que más parte del negocio acumularon.

En el cuarto trimestre, con 6.656 millones de euros de facturación en el comercio online en España,  "los sectores de actividad con mayores ingresos han sido las agencias de viajes y operadores turísticos, con el 10,7% de la facturación total; el transporte aéreo, con el 9,3% y las prendas de vestir, en tercer lugar, con el 7,2%", explica la CNMC.

En realidad, casi todos los negocios vinculados al turismo y el ocio aparecen en la lista: además de agencias y vuelos, en el cuarto lugar se coloca el negocio de la venta de entradas de espectáculos y eventos deportivos; en el sexto, el transporte terrestre (servicios de coches, trenes y autobuses); y en el décimo, la venta directa por parte de hoteles y alojamiento.

Aunque la industria turística se lleva la mayor parte del negocio online, otros sectores ganan posiciones. La venta de prendas de vestir supone ya el tercer área por facturación, con el 7,2% acumulado. En 2013 su peso era del 5%. Y los juegos de azar (apuestas online, casinos por Internet...) suponían aquel año el 2,8% y han escalado al 3,5% al final de 2016. Y los electrodomésticos y productos de imagen y sonido, que no estaban ni entre los 10 primeros negocios del ránking, ahora ocupan la quinta posición, con una porción del pastel del 4,2%.

El comercio electrónico se dispara en España y crece un 21% en 2016

Más de la mitad de las compras, en España

Si en lugar del negocio lo que se mira es el número de transacciones, en el cuarto trimestre de 2016 se han registrado más de 117 millones, un 35,7% más. El marketing directo y los discos, libros, periódicos y papelería lideran el ranking por compraventas (8,1% y 6,4% respectivamente). Es decir: en estos servicios se producen más compras en estas áreas que en ninguna otra, pero mueven menos dinero que los viajes (que pasan a la décima posición) o los billetes de avión (octava posición por número de transacciones).

En cuanto a la segmentación geográfica, las páginas web de comercio electrónico en España se han llevado el 53,4% de los ingresos en el cuarto trimestre de 2016. El 46,6% restante se corresponde con compras con origen en España hechas a webs de comercio electrónico en el exterior. La mayoría de compras que se hacen desde España hacia el exterior, se producen a países de la Unión Europea (en el 93,4% de los casos), seguido de Estados Unidos (3%).