Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
BANCO POPULAR

Santander pone en venta 30.000 millones de activos morosos del Popular

El Banco Popular anuncia la recompra del 51% que no controla de la inmobiliaria Aliseda por 180 millones de euros

dvd 848 Sucursal del Banco Santander y del Banco Popular en Madrid.
dvd 848 Sucursal del Banco Santander y del Banco Popular en Madrid. EL PAÍS

El Consejo de Administración del Banco Popular, filial del Santander, acordó ayer buscar socios para vender una cartera de activos adjudicados y créditos inmobiliarios morosos por un valor bruto de 30.000 millones de euros aproximadamente, según confirmó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Se trata de una de las mayores carteras de activos tóxicos puestas a la venta en España y una de las carteras de activos tóxicos más grandes de Europa.

Para llevar a cabo este proceso, la entidad ha contratado como asesor Morgan Stanley. Este banco de inversión será el encargado de recibir todas las ofertas y organizar una especie de subasta coordinada para ir deshaciéndose de estos activos al mejor precio posible. En esta cartera se incluyen hoteles, solares, promociones a medio construir y ya construidas, y una amplía cartera de pisos. En esta cartera también figuran créditos promotores, hipotecarios de grandes clientes para compra de suelo y otros activos inmobiliarios.

Esta cartera de activos estaba provisionado en los libros del Popular entre un 45% un 50% de su valor. Tras la adquisición del Santander y la inyección de 7.000 millones de recursos propios para cubrir esta cartera, la provisión actual sube hasta un 65%-70%. Con esta cobertura, si el Santander consigue buenos precios podría incluso conseguir beneficios. La entidad pretende aprovechar el buen momento inmobiliario que está empezando a vislumbrarse en España para colocar los activos inmobiliarios problemáticos, que ya están provisionados, para conseguir beneficios y liquidez.

La entidad admite que ya ha recibido muestra de interés por los activos de esta cartera. Aunque dada su heterogeneidad es posible que el posible sean diferentes fondos o empresas del sector inmobiliario.

El Popular también informó de la recompra del 51% de la sociedad inmobiliaria Aliseda a los fondos de capital riesgo Värde Partners y Kennedy Wilson Holdings por 180 millones de euros. Con esta operación el Popular se hará con el 100% de la sociedad de gestión inmobiliaria. Esto supondrá un consumo de capital para el Popular de 302 millones de euros. La entidad espera que la adquisición esté formalizada en el tercer trimestre de este año. El banco vendió en 2013 por 815 millones esa participación que ahora pretende recuperar.

El consejo ha designado como supervisor de este proceso al consejero independiente Pedro Pablo Villasante, "que velará por la transparencia del proceso y la gestión de los potenciales conflictos de interés".

Por otro lado, el consejo de Popular ha supervisado la marcha del negocio del banco, así como también el nivel de servicio y atención a los clientes tras la resolución de la entidad y su posterior venta a Santander, constatando "el pleno restablecimiento de la normalidad en oficinas y otros centros de atención a clientes". Asimismo, el órgano de dirección ha revisado las principales métricas financieras del banco y ha aprobado el inicio de la sustitución de distintos consejeros de entidades participadas por Banco Popular.