Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Billetes legales de cero euros, a 2,5 euros

La ciudad alemana de Kiel vende una edición limitada de 5.000 ejemplares impresos en el mismo papel que los reales con el visto bueno del BCE

El billete de cero euros de Kiel.
El billete de cero euros de Kiel.

Kiel, capital del Estado federado de Schleswig-Holstein, el más septentrional de Alemania, ha puesto a la venta por 2,5 euros una contradicción en términos: el billete de cero euros. Sin valor real pero con el visto bueno del Banco Central Europeo (BCE) e igual en apariencia de los que sí lo tienen (aunque con un 0 estampado en el lateral), la ciudad portuaria de Kiel ha impreso como recuerdo turístico una edición limitada de 5.000 ejemplares y se los han quitado de las manos en menos de 24 horas. Según informa Kiel en su página de promoción turística en Facebook, ya se pueden reservar billetes para una segunda edición, que estará disponible en cinco semanas. 

En el reverso, un collage con varios de los principales monumentos europeos, como la puerta de Brandemburgo de Berlín, el coliseo romano, la torre Eiffel de París, la Sagrada Familia de Barcelona o el Manneken Pis de Bruselas. En el anverso aparece el buque escuela alemán Gorch Fock II en el puerto de Kiel, a orillas del mar Báltico. El buque, construido en 1958 y que tiene su base en Kiel, ya lució entre 1961 y 1990 en los billetes de 10 marcos alemanes.

La moneda está dirigida a coleccionistas y turistas del Estado de Schleswig-Holstein. Según detalla el diario local Neue Oz, se trata de un billete auténtico impreso en papel moneda de euro real con los mismos elementos de seguridad de cualquier otro —sello holográfico, elementos en relieve, hilo de seguridad de cobre, marcas de agua y número de serie—. La única diferencia es que su valor es netamente simbólico. El billete, de color violeta y de 135 milímetros por 74, no posee ningún poder adquisitivo y por tanto, no es válido en transacciones comerciales pero sí es un de curso legal gracias a la autorización expresa del BCE.

"Durante mucho tiempo fue considerado un mito el billete de cero euros. Por tanto, este raro ejemplar, realmente genuino, tiene una gran demanda entre los coleccionistas.", asegura el portal de turismo de Kiel. Para lograr que fuera un billete real, aunque de valor cero, se elaboró un proyecto de ley, el Der Null-Euro-Schein richte, que ha logrado el visto bueno del BCE. 

"Recuerdos tan bien hechos como este representan la imagen positiva de una ciudad. Este proyecto de ley inusual es uno de los hitos más importantes de Kiel, un souvenir único para los turistas y también una pieza de colección valiosa", declaró a esta web Uwe Wanger, responsable de marketing de la ciudad. Los pusieron a la venta el 22 de junio y se agotaron en menos de 24 horas, por lo que ya se trabaja en una segunda edición, que se pondrá la venta a finales de julio. Se pueden reservar en el correo info@kiel-sailing-city.de. 

No son ni mucho menos los primeros euros de coleccionista, pero hasta ahora habían sido monedas. En abril de 2016, Alemania emitió dos millones de unidades de una moneda de cinco euros, llamada Planeta Tierra. Bélgica también acuñó una pieza de coleccionista de 2,5 euros y en España, de 12.

Más información