Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

No todos podemos ser Lara Croft

Hay muchas maneras de colaborar con la Cruz Roja y la mayoría de ellas no exigen ser una superheroína de aventuras

Cruz Roja francesa. "No todo el mundo puede hacer esto". Agencia Altmann + Pacreau, Francia.

En el momento que algún acontecimiento trágico golpea la normal convivencia de las personas y está en el foco mediático, la solidaridad de la gente se dispara. Ya sea para colaborar con alguna ONG, donar sangre o enviar enseres siempre hay excedentes. Sin embargo, mantener ese espíritu de colaboración continuamente ya es bastante más complicado.

En esta campaña, Cruz Roja Francia pretende poner en valor que hay acciones cotidianas que por sencillas no dejan de ser heroicas. No todos servimos ni podemos atravesar líneas de fuego, saltar peligrosos barrancos o hacer perfectos torniquetes.

De ahí que haya muchos niveles de colaboración. Una es la aportación económica, una de las más comunes y por tanto menos valoradas. Pero este tipo de ayudas es lo que mantiene en pie todo este tipo de organizaciones altruistas que no disponen de otro tipo de ingresos. Tacita a tacita se va llenando la hucha.

Y es que mandar ayuda humanitaria, montar hospitales de campaña o atender in situ a las víctimas de un desastre natural no es gratis y necesita un capital humano y económico ingente. Y sin esas monedas que a nosotros no nos suponen nada e incluso a veces despreciamos suponen mucho para gente que sufre.