Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mediapro se queda los derechos de la Champions y no habrá partido en abierto

El grupo ha ofrecido cerca de 1.100 millones por tres temporadas, según fuentes cercanas a la subasta

Mediapro Champions
Partido entre el Atlético y el Real Madrid la pasada Liga de Campeones.

Mediapro, el grupo audiovisual que preside Jaume Roures, ha sido el ganador de la subasta de los derechos para retransmitir los partidos de fútbol de la Champions League durante tres temporadas y a partir de 2018 (es decir, temporadas 2018/2019, 2019/2020, 2020/2021). La elección de esta oferta supondrá la desaparición de la emisión de un partido en abierto en cada jornada, como ocurría hasta ahora, porque la oferta presentada por la productora catalana prevé la emisión de los partidos a través de su canal de pago beINSport. Ni la UEFA ni Mediapro han comunicado oficialmente el resultado de la subasta.

La oferta presentada por Mediapro se ha impuesto a la de Movistar, Mediaset, TVE, Atresmedia, y TV3.  La productora de Roures presentó el pasado día 20 una primera puja  por hacerse con los derechos del fútbol junto a Antena 3 y TV3, ambos canales en abierto, lo que implicaba que algunos partidos se emitirían sin pago. Pero tanto esa oferta como las otras tres presentadas por Mediaset,  Movistar y TVE se valoraron por parte de la UEFA  como muy bajas y se decidió pasar a una segunda ronda.

En esa segunda puja, al día siguiente, Mediapro descartó acudir con sus socios y presentó una oferta en solitario para emitir todos los partidos en su canal de pago (beINSport), que elevaba el importe hasta en un 40% sobre la primera puja, para situar el coste en el entorno de los 1.100 millones de euros por los derechos de la Champions y la Europa League durante tres temporadas en exclusiva en España, según explican fuentes conocedoras de los detalles de la subasta. Mediapro, con quien se ha puesto en contacto este diario, no ha confirmado por el momento la información.

Algunos participantes en la puja que han resultado perdedores se han quejado de la falta de transparencia del proceso por el que la la UEFA adjudica estos derechos, ya que no se trata de una subasta pública, sino de una negociación bilateral con cada uno de los concursantes, gran parte de la cual se realiza a través de correos electrónicos. De esta forma, no se conoce el pliego de condiciones de la oferta ganadora por lo que no se puede comparar con las que han resultado perdedoras.

Las ofertas de las 'teles' en abierto (TVE, Antena 3, Telecinco y TV3) no convencieron a la UEFA

Negociación con las operadoras

Tras la adjudicación, ahora se abre un largo y complejo proceso de negociación entre Mediapro y las plataformas interesadas en emitir la competición., especialmente las tres compañías de telecomunicaciones con oferta de televisión de pago (Movistar, Orange y Vodafone). Las operadoras ya han avisado que no están dispuestas a comprar los derechos a cualquier precio, para incluirlos en sus paquetes convergentes de telefonía y banda ancha.

En la anterior subasta, la de 2014, Mediapro también se hizo con los derechos de pago del campeonato, pero entonces Atresmedia y TV3 se quedaron los de los partidos en abierto. Posteriormente,la productora de Roures revendió los derechos a Vodafone y Orange y, mantuvo un pulso negociador con Movistar, que consideraba excesivo el precio que le pedía por la reventa. A regañadientes, la plataforma de Telefónica cerró el acuerdo meses después para incluir beINSport en su parrilla, cuando la competición europea llevaba disputándose varias jornadas.

Movistar, Orange y Vodafone deberán negociar ahora con Mediapro para emitir la competición

La organización del fútbol europeo ha conseguido superar con creces su objetivo de recaudar un 30% más que la anterior adjudicación por el conjunto del campeonato. Esta era la primera vez que se incluía en la subasta la posibilidad de eliminar el partido en abierto, como ya ocurrió en Francia, Reino Unido e Italia.

En Francia, el nuevo canal SFR ha adquirido los derechos, por 350 millones de euros por temporada para ofrecer la Champions y la Europa League durante tres años, más del doble que lo que se pagó por el anterior contrato, que ascendía a 165 millones. En Reino Unido, BT ha renovado su licencia pero pagando 394 millones de libras anuales (455 millones de euros), un 31,7% más. En Italia, Sky tomará el relevo de Mediaset tras pagar 290 millones por año. Por su parte, la cadena pública ZDF perdió la pasada semana la exclusividad de los derechos para Alemania, que fueron adquiridos por Sky Deutschland por 600 millones.

Más partidos en distintos horarios

Vista de la copa de la Liga Europa de la UEFA.
Vista de la copa de la Liga Europa de la UEFA. EFE

A partir de la temporada 2018-19, en la fase de clasificación, habrá seis encuentros de cada martes y miércoles a las 21.00 (ahora se disputan a las 20.45) y otros dos partidos más cada día a las 19.00 horas. Además, los cuartos clasificados de España, Inglaterra, Alemania e Italia no tendrán que jugar la previa y entrarán directamente en la fase de grupos.

El incremento de partidos y horarios era una de las causas que decidieron a las cadenas en abierto a pujar por la Champions, ya que es un filón para las audiencias. De hecho, 8 de los 10 programas más vistos la temporada pasada fueron encuentros de la Liga de Campeones.

Pero a los clubes europeos no les preocupa donde se emitan los partidos. Entre todos, se repartirán más de 3.000 millones por las tres temporadas en lugar de los 2.400 millones de ahora.