Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lagarde alerta del riesgo de que nuevas tecnologías puedan financiar el terrorismo

La directora del FMI señala en Valencia la corrupción y la evasión fiscal como desafíos para la economía global

Christine Lagarde y Luis de Guindos, ayer tras su llegada a Valencia.
Christine Lagarde y Luis de Guindos, ayer tras su llegada a Valencia. AFP

Un arma eficaz para combatir el terrorismo es ahogar su financiación y en tiempos en los que la tecnología permite el intercambio fluido de capitales en milisegundos, es especialmente importante “embridar el poder de la tecnología financiera”, el conocido como fintech. Así lo ha expresado la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en un discurso en Valencia, donde ha acudido a inaugurar el plenario del Grupo de Acción Financiera contra el blanqueo de capitales, en el que también ha llamado a "intensificar la lucha contra la corrupción y la evasión fiscal", que suponen grandes desafíos para la economía global.

Lagarde (cuyo discurso ha sido distribuido por el FMI) ha calificado de “prioridad política” y “responsabilidad colectiva” la lucha contra la financiación del terrorismo, toda vez que cada vez está más extendido en muchas sociedades. En este sentido, la directora del Fondo ha señalado que “combatir la financiación del terrorismo requiere cada vez más embridar el poder de la tecnología financiera, el fintech”. Ha definido esta tecnología aplicada al movimiento de dinero como “una espada de doble filo” que puede ser usada para “promover y financiar el terrorismo, incluso a través del anonimato de las monedas virtuales”, pero también puede ser una “potente herramienta para reforzar nuestras defensas” contra esa financiación.

También ha señalado otros avances tecnológicos que pueden ayudar a combatir el ciberterrorismo, como la tecnología “distributed ledger” (libros contables distribuidos), la tecnología detrás del blockchain. Este sistema, en el que los movimientos contables quedan registrados en todos los ordenadores que forman parte de él, hace que los posibles fallos o ataques no destruyan toda la información, ya que esta está en todos los terminales, por lo que es “menos vulnerable”. Lagarde ha señalado que es "importante que el marco regulatorio se mantenga adecuado para la tarea".

Corrupción y evasión fiscal

Además del terrorismo, Lagarde ha señalado también como prioridad, tanto de su organización como del GAFI, presidido por el español Juan Manuel Vega-Serrano, la lucha contra la corrupción y la evasión de impuestos. Ha destacado que la evasión fiscal a gran escala es un "factor clave", porque supone menos ingresos para los estados, lo que se traduce en más euda pública, menos inversión en salud, educación y servicios públicos y mayor desigualdad "porque los más vulnerables son los más afectados por la caída del gasto social". Esta desigualdad acarrea, ha dicho, "descontento popular e inestabilidad económica".

En este sentido, ha anunciado que el Fondo publicará en breve un análisis que muestra cómo la corrupción sistémca puede "socavar la capacidad de un país de generar crecimiento sostenible e inclusivo".