Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
INFORME DE TECNITASA

El alquiler de apartamentos en primera línea de playa sube un 10% este verano

Ibiza es uno de los destinos más caros y se pueden pedir más de 3.000 euros semanales por un piso de 100 metros cuadrados

El alquiler en primera línea es un 10% más caro.
El alquiler en primera línea es un 10% más caro.

Este verano alquilar una vivienda en la primera línea de alguna de las playas españolas es un 10% más caro que hace un año y cuesta un 30% más con respecto a 2014. Ya sea al  Mediterráneo o al Atlántico, el apartamento tipo que se oferta a pie de playa tiene un precio de 729 euros por semana, según la sociedad de tasación independiente TecniTasa. Hace un año ese presupuesto era de 664 euros. Según José María Basañez Agarrado, presidente de TecniTasa "se confirma la tendencia al alza en el coste medio de alquiler para las vacaciones de verano en las distintas playas de nuestros litorales, de forma paralela a la consolidación de la recuperación económica general en España".

La buena noticia es que la oferta es muy variada y los precios también. Así, lo más económico, según la tasadora, se encuentra en Burela (Lugo), donde se puede conseguir un apartamento de 60 metros por 200 euros por semana, el mismo precio que en años anteriores. En el otro extremo está la isla de Ibiza, donde el incremento se dispara: en Santa Eulalia por 100 metros cuadrados se pagan ahora 3.400 euros, y en Platja De´n Bossa por 70 metros hay que desembolsar 2.300 euros, cuando hace dos años no llegaban a los 1.700.

La isla ibicenza es la más prohibitiva de Baleares. Luego está Mallorca: en Alcudia un apartamento de 70 metros cuesta 1.300 euros y en el paseo marítimo de la capital, por un piso de 80 metros la cifra a desembolsar es de 1.050 euros por seman. Otra posibilidad es Menorca, cuyos precios van desde los 1.200 euros de Ciutadella a los 630 euros por 65 metros en Port Addaia. Ya en Canarias, los precios bajan. Tanto en Las Palmas como en Tenerife la oferta para apartamentos de entre 35 y 55 metros va desde los 300 euros hasta los 550.

Al Norte

Las posibilidades de encontrar un apartamento que se adapte al bolsillo en el norte de España son más amplias. En Cantabria, la horquilla eva de los 490 euros en Somo a los 640 en Noja. En Asturias, se puede alquilar un piso en Ribadesella de 70 metros por 350 euros o en Tapia de Casariego por 380. Lo más caro está en Llanes, donde se puede disfrutar de un adosado de 170 metros por 630 euros la semana o un apartamento de 70 metros en el centro o en la playa del Sablón por 600 euros.

Ya en Galicia, está Sanxenxo (Pontevedra) para bolsillos que puedan pagar 1.470 euros por un piso de 100 metros. En cambio, en las playas de Burela, Vicedo o en el casco de Foz por 60 metros se alquilan apartamentos de entre 200 y 300 euros.

El Mediterráneo

En Cataluña es difícil encontrar precios por debajo de los 1.000 euros. Y lo es tanto en Sitges (Barcelona), Salou (Tarragona) o en Cadaqués (Girona). Cuestan entre 1.100 a 1.600 euros semanales. En el Levante las posibilidades son muy amplias. Lo más económico se encuentra en Oliva (Valencia) y en Moncofar (Castellón), que por 325 euros pueden encontrar un apartamento en primera línea, o por 375 euros en Denia (Alicante). Si el bolsillo lo permite se puede alquilar en La Playa de San Juan por 605 euros, en Alcocebre (Castellón) por 700, o en Alboraia (Valencia) por 750 euros. En Murcia los precios son muy similares y oscilan entre los 425 euros en Cartagena, pasando por los 575 euros de Mazarrón, a los 650 en determinadas urbanizaciones de Águilas.

Andalucía

En Andalucía el abanico de posibilidades, según TecniTasa, se amplía con disparidad de precios y oferta. En Sotogrande (Cádiz), hay alojamiento por 100 euros más que el año anterior y pagar 1.600 euros por 150 metros, pero también se pueden encontrar apartamentos en El Puerto de Santa María –Puerto Sherry y Vistahermosa- por 1.100 euros, o en Costaballena por 1.000 por un piso de 100 metros.

En Málaga los precios alcanzan los 1.300 euros en Puerto Banús (Marbella), pero se puede hallar una oferta para bolsillos más ajustados en Algarrobo, Fuengirola, Estepona o en el paseo marítimo de la capital malagueña por precios entre los 450 y los 580 euros. Ya en Huelva, los precios se sitúan entre los 535 y 570 euros semanales en Matalascañas, Isla Canela, Punta Umbría o El Portil por pisos de superficies entre los 65 y 75 metros. O también en Granada y Almería con ofertas entre los 400 y los 660 euros en localidades como Aguadulce, Mojácar, Roquetas de Mar (Almería) o Motril, La Herradura, Salobreña (Granada).