Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bankia alerta de que España tiene la mayor concentración bancaria entre los grandes de la UE

El presidente, José Ignacio Goirigolzarri, avisa que las grandes entidades han pasado de controlar el 42% del mercado en 2008 al 72% actual

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. EFE

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha afirmado que en España "se ha producido una concentración bancaria muy fuerte desde 2008" y que "no contempla" que el sistema bancario español tenga menos de cuatro o cinco grandes bancos "por razones de concentración de riesgo y alternativa de financiación". Según sus datos, en España la cuota de las cinco mayores entidades por volumen de activos es ahora del 72%, (frente al 42% de 2008), "una tasa muy superior" a la de todos los países europeos, excepto Holanda.

Tras la adquisición del Popular por el Santander, el primer ejecutivo del cuarto banco por el negocio en España, pidió que se reflexione sobre cómo se  financia la economía". "En la Unión Europea los créditos están muy bancarizados, más que en Estados Unidos por ejemplo, y en España todavía más que en Europa. Cambiar este modelo exige mucho tiempo y estas características influyen en el tejido industrial, que se compone sobre todo de pequeñas pymes dispersas geográficamente. Una estructura por debajo de cuatro o cinco bancos no lo veo para España por razones de financiación de la economía".

Goirigolzarri realizó esta explicación durante su intervención en el seminario 'La cuarta revolución. ¿Cómo afecta la agenda digital a la economía y a la industria?', patrocinado por el BBVA y organizado por la APIE en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Con estas palabras, sugiere la inconveniencia de que Bankia, u otra entidad del grupo de cabeza donde también están el Santander, BBVA, CaixaBank y el Sabadell, sea comprado por uno de los grandes alcanzando así una posición dominante. De hecho, algunos informes de expertos internacionales, como la firma británica Redburn, ya han sugerido que con la concentración actual podría encarecerse el crédito a las pymes. Este mismo argumento fue expuesto en el seminario de Santander por José María Álvarez, secretario general de UGT, que argumentó que cada vez era más difícil encontrar ofertas diferentes entre los bancos por la alta concentración de entidades.

Según ha explicado, los cinco mayores bancos españoles tienen una cuota de activos y créditos en torno al 72%, mientras que en países cercanos se sitúa en el 30% (Alemania) o el 46% (Francia) y en la zona euro se encuentra en el 48%.

Bankia alerta de que España tiene la mayor concentración bancaria entre los grandes de la UE

No obstante, sí ha abierto la puerta a concentraciones entre las entidades pequeñas tanto a nivel español como europeo. "Cuando uno mira al futuro, las obligaciones de emisión del MREL" (los activos que un banco debe emitir para reforzar su solvencia) "significan procesos de concentración de entidades pequeñas, porque se exige emitir esos títulos que son difíciles de colocar en inversores institucionales si no tienes una referencia", ha apuntado.

Goirigiolzarri, que lanza esta reflexión poco antes de anunciar la absorción de BMN, advirtió que aunque el número de bancos se está reduciendo, "eso no significa que hay menos competencia porque la que existe ahora es extraordinaria".

Investigación de la venta del Popular

El presidente de Bankia se ha mostrado partidario de que "se investigue lo que se tenga que investigar" sobre las salidas de depósitos de Popular que se produjeron los días antes de su resolución y posterior venta. Estas palabras llegan después de que esta semana la presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Daniéle Nouy, asegurara en el Parlamento Europeo que hay "margen" para que la Justicia española investigue si comunidades autónomas y ayuntamientos utilizaron información privilegiada para retirar sus depósitos. No obstante, el ministro de Economía, Luis de Guindos, aclaró el martes pasado, que no veía nada extraño en las salidas de depósitos del Popular.

"Siempre estamos a favor de la transparencia. Que se investigue lo que se tenga que investigar, cómo me va a parecer mal", ha explicado. El directivo ha señalado que la información sobre Popular era "muy pública" en el momento en el que los clientes realizaron salidas de depósitos.

Preguntado sobre si Bankia se benefició de la salida de depósitos de Popular, Goirigolzarri ha apuntado que, si fue así, los depósitos se repartirían en función del porcentaje de cuota de mercado con el que cuenta la entidad. "No creo que en la salida de depósitos hubiera concentración en ningún competidor. Se repartiría en las cuotas de mercado que tenemos cada uno de nosotros", ha explicado.

Mala reputación

Por otro lado, Goirigolzarri afirmó que la banca no ha experimentado en los últimos años “una mejora significativa” en su reputación e imagen, ya que siempre tiene una “sombra de sospecha” sobre sus prácticas que a veces la convierte en un “chivo expiatorio” de los reguladores, entre otros. Y puso como ejemplo la subida de las exigencias de capital, “que está frenando el crédito”

“Esto es malo para el conjunto de la sociedad y lleva a tomar decisiones en todos ámbitos que a corto plazo levantan aplausos, pero a medio y largo no son buenas para la sociedad”, explicó.

Concretamente, se ha referido a la regulación sobre el capital. "Cuando se produce una situación como la que vivimos de crisis, lógicamente la gente lo que busca es seguridad", ha indicado Goirigolzarri, en cuya opinión "la seguridad es lo más importante", pero implica "unas crecientes exigencias de capital", lo que "a corto plazo tiene lógica, pero a largo esa seguridad es a cambio de crecimiento". "Tenemos que hacer una combinación entre seguridad y crecimiento", ha añadido.

Goirigolzarri, que interviene en estas jornadas por cuarto año consecutivo como presidente de Bankia, se ha mostrado "convencido" de que las prácticas de la banca han mejorado "de forma importante" durante los últimos años, pero esto "no está llegando al gran público con nitidez".

Esto ocurre, en su opinión, por dos razones. En primer lugar, por el "permanente afloramiento" de "hechos del pasado" realizados por "gestores que no tienen ahora la responsabilidad". "Estos hechos alforan ahora y afectan a la imagen de la banca hoy", ha explicado. Por otra parte, ha señalado que la banca no consigue "transmitir con claridad a la sociedad estas mejoreas prácticas", que "son reales".