Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro cosas que puedes hacer con un tetrabrik

Coge tijeras y cinta adhesiva y reutiliza este envase antes de que acabe en la basura

Tetrabriks hay en todas las neveras y despensas del mundo. De leche, de zumo, de sopa... ¡hasta de agua! Compuesto aproximadamente por un 75% de cartón, un 20% plástico y un 5% de aluminio, el año pasado cada español tiró al contenedor amarillo 13,2 kilos de estos envases junto a los de plástico y a las latas, la manera más apropiada de sacar de la circulación un objeto que a la intemperie puede tardar en degradarse más de 30 años.

¿Qué necesitas?

  • Un tetrabrik usado.
  • Unas tijeras.
  • Cinta adhesiva normal y de colores.

Pero si tienes tiempo, unas tijeras y un poco de cinta adhesiva (y te has bebido del tirón un litro de zumo), puedes convertir este polivalente objeto en cuatro cosas de utilidad y enrolar en el proceso a los niños de la casa. Y de paso, compartir la satisfacción de haber creado tú mismo un objeto que de otra manera hubieras comprado.