Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberbank se desploma en Bolsa y pierde el 43% de su valor en 10 días

El banco no consigue detener el efecto contagio de la crisis del Popular. Este viernes ha caído otro 17,5%

Liberbank se ha desplomado de nuevo en Bolsa y ya van diez días seguidos de caídas. Tras caer el jueves un 18% por el efecto contagio de la crisis del Popular, que agravó su mala racha en el parqué, Liberbank ha vivido otro descalabro este viernes. El banco fruto de la fusión de Cajastur, Caja Cantabria y Caja de Extremadura ha arrancado con pérdidas, que se han ido acelerando y han llegado a superar por momentos el 37%, aunque finalmente el castigo se ha quedado en el 17,56%. Los inversores tienen miedo de verse atrapados en una situación parecida a la del Popular (donde sus accionistas han perdido toda la inversión con la intervención del banco por la falta de liquidez y su posterior venta) y parecen huir de Liberbank, considerada la pieza más débil del tablero bancario español en este momento.

Una mujer pasa frente a la sede de Liberbank en Oviedo
Una mujer pasa frente a la sede de Liberbank en Oviedo

La solución adoptada por el MUR para el Popular hizo perder todo su dinero a los accionistas. El pánico a que eso ocurra aleja a los inversores de bancos con problemas. Esa huida, unida al juego de los bajistas, que apuestan a que la acción caiga, es un baldón. En esas circunstancias, Liberbank no encuentra un respiro y encaja su décima caída en Bolsa seguida. El pasado viernes, las acciones cerraron en 1,145 euros. Una semana después, a 0,680, un 37,6% menos. En las 10 jornadas, la caída se eleva al 43,8%. Podía haber sido peor, puesto que la acción ha llegado a marcar un mínimo de 0,516 euros, menos de la mitad del valor del pasado viernes. Y eso que la cúpula de la entidad y sus grandes socios están realizando muestras de confianza con compras de acciones.

Las oficinas han trabajado con normalidad y la entidad defiende que no está sufriendo ningún tipo de fuga de depósitos. "Al contrario, ayer siguieron entrando", han afirmado fuentes del banco, que insisten en destacar que en su situación de solvencia y liquidez no existe ningún parecido con el Popular y que su caída se debe únicamente a un "efecto contagio" y acciones especulativas de algunos accionistas. "Es una injusticia y una locura golpear a un valor que, por sus fundamentales, no lo merece", han afirmado las citadas fuentes. El mensaje de la empresa, pese al castigo en Bolsa, es de tranquilidad.

La Corporación Masaveu —el cuarto mayor accionista de Liberbank por detrás de las Fundaciones Bancarias, del fondo Oceanwood y del empresario mexicano Ernesto Tinajero—, ha comprado títulos durante toda la semana y hoy mismo ha incrementado su participación en Liberbank hasta el 5,7% del capital tras adquirir 719.000 títulos de la entidad en el mercado, según Europa Press.

El consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, también adquirió ayer 80.000 acciones de la entidad y otras 129.000 acciones por derechos futuros, aumentando su participación en el banco hasta el 0,048%. El consejero Jesús Alcalde Barrio ha adquirido hoy mismo, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, 10.000 títulos, cuando estaban a 0,71 euros.  Y el también consejero Víctor Roza Fresno ha comprado 27.000 acciones, cuando estaban a entre 0,86 euros y 0,97 euros.

El más débil de la Bolsa

Tras ocho sesiones a la baja, Liberbank sufrió el jueves una fuerte caída, con una bajada superior al 18% que dejó ya la acción en 0,83 euros y la capitalización por debajo de los 800 millones de euros. De poco sirvieron los intentos de la dirección por contener la caída de cara a este viernes. Primero, con un hecho relevante a la CNMV en el que se daba cuenta de la buena marcha del proceso de saneamiento del banco, con buenos ritmos de descenso de la morosidad y de reducción de activos dudosos y adjudicados del ladrillo. Después, con los anuncios de compra de grandes paquetes de acciones. La capitalización este viernes ha bajado de los 600 millones.

Liberbank, a 31 de marzo de 2017 (últimas cuentas presentadas) tenía unos activos de 39.163 millones de euros (frente a los 41.685 de un año antes, es decir, que bajaron el 6,1%). Contaba con unos fondos propios de 2.443 millones (el 5,4% más). El margen bruto fue de 178 millones (46,3% menos) y el beneficio del periodo, de 27 millones de euros, un 18,2% menos. La ratio de morosidad se situó en el 13% (frente al 19,4% del año anterior). Contaba con 4.011 empleados, tras recortar en un año la plantilla un 23%, y con 868 oficinas bancarias, 168 menos que en marzo de 2016.

Tras el Popular, "el siguiente banco más débil que cotiza en la Bolsa española es Liberbank", explicó ayer a Europa Press Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, por lo que la caída del primero ha desatado el "pánico" sobre el segundo. Victoria Torre, de Selfbank, apuntó que la situación de ambos bancos no es comparable. "El Popular estaba en una situación más extrema", afirmó, por lo que habló de "sobrerreacción" de los mercados y de castigo "injusto".

Borja Rubio, de Orey Financial, encuentra similitudes entre el Popular y Liberbank, aunque opina que el riesgo de que sea intervenido “es menor”. Eso sí, lo ve como “uno de los candidatos en un movimiento de integración en otro banco”.

Más información