Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Día del trabajo: radiografía del mercado laboral de España en ocho gráficos

Desde que el mercado laboral toco fondo a comienzos de 2014, el empleo crece y el paro se ha reducido. Pero la temporalidad y los contratos precarios también aumentan

Activos

El mercado laboral español mengua. La recuperación económica y la creación de empleo no revierten la pérdida de población activa, que en los últimos años se acerca a los 800.000 personas menos trabajando o paradas, aunque buscando un empleo. Primero fue por el desánimo ante un mercado laboral que se hundía y por la salida inmigrantes que, sin trabajo, volvían a sus países. Ahora se ha sumado también el envejecimiento a las causas por las que se reduce la población activa.


Desempleo

Desde que el mercado laboral toco fondo a comienzos de 2014, el empleo crece con fuerza y el paro se ha reducido de forma significativa. En este último caso se acentúa porque, además de esa intensa creación de empleo, hay que añadir la caída de la población activa. Lo más probable es que la tendencia continúe en los próximos ejercicios. El Gobierno, de hecho, espera que la legislatura acabe con una tasa de paro por encima del 11%, siete puntos menos que ahora.


Hogares en los que nadie trabaja

La recuperación del mercado de trabajo ya ha encadenado tres años, pero las heridas de la prolongada crisis y del hundimiento laboral son profundas. Todavía hay bastantes que siguen supurando. Una son los hogares en los que ninguno de sus miembros trabaja, 1,37 millones. Otra, más dramática incluso, es el número de familias en la que ni uno solo de sus componentes percibe ingresos de ningún tipo. Este último dato, casi 650.000 hogares, además, se mejorar al mismo ritmo que el resto de indicadores del mercado laboral.


Contratos temporales y a tiempo parcial

La gran asignatura pendiente del mercado laboral español, con permiso del 18,7% de tasa de desempleo, es la precariedad. Se está creando empleo a un ritmo alto, pero es de escasa calidad. El porcentaje de trabajadores temporales ya es del 25,8% y, con la crisis y los cambios en la legislación del empleo a tiempo parcial, el trabajo por horas ha crecido a niveles inusuales en España, supone el 15,6% del total.


Paro por grupos sociales

Cuando se analiza el paro por edades, incluso con la mejora laboral, se confirma que los jóvenes son el colectivo que más sufre el desempleo. Las tasas de paro de quienes tienen entre 16 y 19 años y entre 20 y 24 son, con mucha diferencia, las más altas con un 59% y un 38%, respectivamente. En lo que respecta a los niveles de formación, también se confirma que a mayor nivel educativo, menos desempleo. El colectivo con una tasa más baja, casi el 11%, son quienes han cursado educación superior. En cambio, en los grupos menos formados, las tasas se acercan al 40%.