Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desarrollo de la economía pasa por el talento y una estrategia a largo plazo

Los ponentes de la conferencia 'Back to basic' destacan la importancia de crear valor para empleados y sociedad

Juan Luis Cebrián (derecha), presidente del Grupo PRISA,  y el exministro de Defensa, Eduardo Serra, durate la conferencia 'Back to basic'. Ampliar foto
Juan Luis Cebrián (derecha), presidente del Grupo PRISA, y el exministro de Defensa, Eduardo Serra, durate la conferencia 'Back to basic'.

El futuro de la economía no va a depender como hasta ahora del capital. Seguirá siendo uno de los pilares básicos, pero pesará más la atracción y capacidad de mantener el talento en las empresas, así como tener la capacidad de proyectar una estrategia a largo plazo. Estas han sido las principales claves, junto con la necesidad de crear valor para empleados y sociedad, que han destacado los ponentes de la primera conferencia sobre economía humanista, bajo el lema Back to basic.

Los cambios en la economía se han acelerado durante la crisis por la necesidad de buscar un modelo de negocio viable. Según han afirmado este jueves los ponentes, es necesario un cambio en el capitalismo que llevó a la economía internacional al crack de 2007. "La mayoría de líderes mundiales estaban de acuerdo en la necesidad de reformar el capitalismo. Se necesitaban soluciones globales, pero casi una década después no hemos visto grandes diferencias y la reforma del capitalismo no se ha abordado", ha asegurado Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo PRISA, que moderaba una de las mesas redondas de la jornada.

Esta ha sido la primera conferencia internacional de economía humanista Back to basic, organizado por la Fundación Madrid Vivo y con la colaboración de PwC e IESE, el apoyo del Círculo de Empresarios y el patrocinio de la Fundación Ramón Areces. El presidente de PwC, Gonzalo Sánchez, que ha ejercido de anfitrión al celebrarse la jornada en las oficinas de la consultora, ha ahondado en la necesidad del cambio: "Hay que poner a las personas en el centro de las empresas para crear valor. No podemos tomar las decisiones pensando en el corto plazo o solo en los beneficios", ha dicho Sánchez, en referencia a lo importante de tener una estrategia empresarial a largo plazo.

En este contexto, Eduardo Serra, presidente del consejo asesor del Círculo de Empresarios y exministro de Defensa, ha argumentado que el cambio se debe también al empuje de la revolución tecnológica: "Estamos en un fin de época o inicio de una nueva. Ahora no mandan los capitalistas porque no es necesario mucho capital para montar una empresa de gran éxito como Google o Amazon. Lo que hace falta es talento". El exministro ha añadido asimismo que, en su opinión, el capitalismo está muriendo.

Creación de valor

En la primera parte de la jornada, los ponentes han insistido asimismo en el cambio de mentalidad y modelo. "Las empresas tienen que generar riqueza, que no es lo mismo que beneficios", ha dicho Tomás García, consejero delegado de OHL. Así, a través de esta vía, como ha reiterado Javier Cremades, presidente de la Fundación Madrid Vivo y presidente de Cremades & Calvo Sotelo, hay que volver a conectar a las empresas con las necesidades de la sociedad. "Las empresas y el capitalismo no son el problema, tienen que ser la solución", ha repetido Cremades.

El camino para las compañías, sean del tamaño que sea, pasa por la creación de valor. "Tienen que crear valor económico y no económico para los empleados, los clientes y la sociedad", ha afirmado Francisco Iniesta, director del IESE en Madrid. Una meta que se consigue a través de una relación recíproca entre compañías, empleados y clientes. "Las empresas se diferencian por lo que aportan los trabajadores, más allá de su trabajo propiamente dicho. Todos los añadidos que aportan las hace mejores y las diferencian de la competencia", ha explicado Antonio Argandoña, profesor emérito de economía del IESE.

De esta forma, el paradigma clásico de que las empresas están para ganar dinero debe cambiar. "Hay que darle una vuelta o, al menos, ser conscientes de que tenemos que cuestionarlo. No podemos ser cortoplacistas y pensar solo en los ingresos", ha argumentado Joan Fontrodona, profesor y director del departamento de ética empresarial del IESE. En la jornada de este jueves celebrada en Madrid también ha intervenido Stefano Zamagni, profesor de economía política de la Universidad de Bolonia. El profesor italiano ha abogado por unas empresas más responsables: "La responsabilidad social corporativa ya no es suficiente. Tienen que ser responsables civiles".

Además, sobre la conciliación laboral, que se puso sobre la mesa a través de una pregunta en el tiempo de coloquio, el consejero delegado de OHL ha afirmado que en el futuro se trabajarán menos horas: "Estoy convencido que vamos a trabajar menos horas al año gracias a la tecnología y la digitalización". Asimismo, el presidente del Grupo Pascual, Tomás Pascual, ha dicho que la mentalidad ya ha cambiado mucho y lo seguirá haciendo. "Por ejemplo, antes se medían las capacidades de los trabajadores por el tiempo que pasaba en la empresa. Ahora es por los resultados que tiene en su trabajo", ha reconocido.

Por último, la clausura de la primera conferencia Back to basic la ha realizado Sebastián Albella, presidente de la CNMV, que ha hecho un balance positivo de la evolución de la regulación en el mercado de valores. "No hay duda de que las normas contribuyen a reforzar la ética"

Más información