Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Talgo y CAF pujarán por el ‘macrocontrato’ del AVE británico

El ganador del concurso suministrará 60 trenes de alta velocidad por más de 3.000 millones

Tren de alta velocidad Avril de Talgo
Tren de alta velocidad Avril de Talgo

Los fabricantes ferroviarios españoles Talgo y CAF competirán por el suministro de los trenes AVE que circularán por la línea del alta velocidad que construye el Reino Unido para unir las ciudades más importantes del país en un contrato valorado en 2.750 millones de libras (unos 3.275 millones de euros) por la compra de sesenta trenes.

High Speed Two (HS2), compañía pública británica promotora del proyecto, ha abierto el plazo el pasado día 20 de abril para que los fabricantes interesados remitan su solicitud de participación antes del próximo mes de junio. El contrato de esta flota inicial de trenes será otorgado a un sola empresa. Los ofertantes preseleccionados para la licitación se anunciarán en la primavera de 2018, y la adjudicación se llevará a cabo a finales de 2019, según anunció la empresa pública británica.

El nuevo ferrocarril de Gran Bretaña transportará a más de 300.000 viajeros al día, conectando ocho de las 10 ciudades más grandes del país. A partir de 2026, los trenes unirán no solo la red central entre Londres y West Midlands, sino también las ciudades de Manchester, Glasgow, Liverpool, Preston y Wigan.

El contrato de trenes AVE británico contempla la fabricación y suministro de sesenta unidades, así como su posterior mantenimiento para un periodo inicial de doce años que, no obstante, puede extenderse a toda la vida del tren, con lo que puede garantizar así carga de trabajo hasta el horizonte del año 2060. Talgo y CAF competirán por el este 'macropedido' con sus respectivos trenes de Alta Velocidad, el Avril y el Oaris, respectivamente, informa Europa Press.

La compañía indicó que la segunda fase del AVE, que supone su extensión hasta Manchester, requerirá el suministro de cien trenes adicionales, que se contratarán por separado y no mediante una extensión del actual contrato.

Además de los trenes, Renfe puja por hacerse con la operación del servicio y las constructoras ACS, Acciona, FCC y Ferrovial, se han presentado a las obras de construcción de la primera fase de la línea, que unirá Londres y Birmingham, un trazado de unos 225 kilómetros de longitud presupuestado en unos 10.000 millones de euros.