Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

CaixaBank se fija el reto de reforzar su “liderazgo” en España y Portugal

La entidad prevé que la economía española crezca cerca del 3% este año

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (derecha), y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar.
El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (derecha), y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar.

CaixaBank quiere reforzar su liderazgo y seguir ganando cuota de mercado en la Península Ibérica tras haber adquirido el banco portugués BPI. El presidente del banco catalán, Jordi Gual, ha asegurado este jueves en la Junta de Accionistas celebrada en Barcelona que la compra ha permitido extender “al conjunto de la Península Ibérica” el “liderazgo consolidado en España”. “Es el primer banco ibérico en activos, volumen de negocio y número de clientes”, ha afirmado. Para seguir creciendo, según ha detallado el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, la entidad catalana ha empezado a trabajar ya en el denominado Plan de 100 días, con el que el banco que preside Jordi Gual quiere reducir costes y elevar los ingresos.

La operación de BPI, que se cerró el pasado mes de febrero tras haberse hecho con el 84,5% del banco tras haber lanzado la opa, ha supuesto que CaixaBank tenga un volumen de negocio de 564.000 millones de euros en España y Portugal. La compra ha ocupado buena parte de la intervención de Gonzalo Gortázar, quien ha destacado el significado que tiene para la entidad catalana haberse hecho con el banco portugués. A pesar de que CaixaBank ha engullido ya 80 entidades financieras, Gortázar ha recordado: “Es un proyecto muy importante. Por primera vez asumimos el control de una entidad extranjera de primera línea”.

Gual ha asegurado a los accionistas de CaixaBank que BPI creará “valor de forma sostenible” para los poseedores de títulos de ambas entidades. “Conocemos el banco, es solvente y está bien gestionado. Combinando lo mejor de BPI y CaixaBank seguiremos ganando cuota de mercado”, ha sostenido. Gortázar ha detallado a continuación el plan que ya se ha puesto en marcha para integrar la entidad. “Hemos empezado un repaso sistemático de toda la operativa de negocio para hallar un modelo más eficiente”, ha dicho Gortázar, quien ha agregado que los objetivos de ese programa de 100 días se basa también en la reducción de costes y “sobre todo el aumento de los ingresos”. El consejero delegado de CaixaBank ha insistido en que mantiene el objetivo de lograr unas sinergias de 120 millones de euros en tres años.

Jordi Gual también se ha referido al entorno de incertidumbre en el que se mueve el sector bancario. En 2016, ha recordado, la economía tuvo que hacer frente a la preocupación por la economía china, las consecuencias de la caída del precio del petróleo y acontecimientos de índole política como el Brexit y el “sorprendente resultado de las elecciones de Estados Unidos”. “Aun así, el año acabó con muestras de una aceleración que esperamos que se prolongue en 2016”, ha indicado. Para este año, esas incertidumbres se mantienen, según Gual. En concreto, ha detallado la incógnita de cuál puede ser la “orientación de la Administración Trump”, el resultado de las “elecciones francesas” o la forma en la que se materializa el Brexit. A pesar de ello, la entidad prevé un crecimiento que se acercará al 3% en España y al 1,5% en Portugal.

El presidente del banco se ha fijado como prioridad “seguir apostando por la diversificación de ingresos”, apostando sobre todo por “los segmentos de crédito con más margen de ingresos” (es decir, consumo y vivienda), “seguros y de gestión de activos”. En línea con su plan estratégico, la entidad espera que el año que viene se eleve la rentabilidad del banco hasta entre el 9% y el 11%, lo cual “permite cubrir el coste de capital y ofrecer una remuneración atractiva”. Gortázar ha apuntado a dos de las principales fuentes de ingresos que espera también la entidad: una, derivada de la subida de tipos de interés, que ha considerado “cada vez más probable y próxima”, y otra, el aumento de las nóminas gracias a la mejora del empleo.

La Junta de Accionistas ha aprobado hoy la gestión y los resultados de 2016, así como la ratificación y nombramiento de Jordi Gual, José Serna, Koro Usarraga, Alejandro García-Bragado, Natalia Aznárez e Ignacio Garralda como consejeros de la entidad.