Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

SnapChat despide la jornada del estreno bursátil subiendo un 44%

La platarforma social llega a Wall Street generando más pérdidas que ingresos

SnapChat
Los cofundadores de SnapChat en el New York Stock Exchange REUTERS

SnapChat ya cotiza en el mayor mercado de capitales del mundo. La joven aplicación para intercambiar fotos y vídeo cerró la primera jornada como empresa cotizada en Wall Street con un alza del 44%, con sus títulos cambiándose a 24,5 dólares. Eso da a la compañía una capitalización bursátil que ronda los 34.000 millones de dólares, próxima a la de eBay y que triplica la de Twitter. Una valoración alta si se tiene en cuenta que su negocio genera más pérdidas que ingresos.

Evan Spiegel y Bobby Murphy, los cofundadores de la plataforma social, hicieron los honores dando el campañazo de salida de la sesión bursátil en el parqué neoyorquino. El primer canje de acciones se produjo pasada hora y media desde del simbólico acto en el balcón del New York Stock Exchange, en medio de una gran expectación de los agentes bursátiles que seguían como se ajustaba el precio.

SnapChat protagonizó así el mayor estreno bursátil desde Alibaba. En la primera hora de negociación, los títulos se cambiaban cerca de los 25 dólares la unidad, lo que representa un incremento del 47%. Fue el valor más activo del parqué por volumen, con cerca de 100 millones de acciones que cambiaron de mano en ese franja temporal. El alza a media sesión llegó 52%, al tocar los 26 dólares el título.

Los detalles finales de la oferta se fijaron en la víspera. El precio final de la colocación se fijó en 17 dólares, por encima de la banda de referencia de entre 14 y 16 dólares que se indicó hace una semana. En total se sacaron a la venta 200 millones de acciones, lo que aportará a los dueños una inyección de liquidez que asciende a los 3.400 millones. La oferta equivale a solo el 14% del capital de la sociedad.

Ese dinero lo utilizarán para hacer frente a la competencia de rivales como Instagram, de Facebook, y Twitter. SnapChat cuenta en la actualidad con 158 millones de usuarios que usan a diario la aplicación y que publican 2.500 millones de mensajes, con los que generó 405 millones en ingresos. La compañía espera doblar la cifra de negocio en 2017 pegando un bocado a la tarta publicitaria que se reparten Google y Facebook.

Pero las cuentas de SnapChat también muestran que arrastra pérdidas que ascendieron a 515 millones en 2016 y que no paran de crecer. Y ahí está el principal reto para Spiegel y Murphy en la nueva etapa que se abre para la compañía, porque tienen uno o dos años de margen para demostrar a los inversores que cuentan con la infraestructura adecuada para hacer crecer su negocio y que pueden llegar a ser rentables a medio plazo.

A este precio, la primera reflexión que hacen los analistas del parqué es que los fundadores de SnapChat fueron muy astutos al rechazarla oferta de compra que les hizo Mark Zuckerberg, que puso sobre la mesa 3.000 millones cuando tenían solo dos años de vida. La valoración actual duplica, además, la que se daba el año pasado tras la última ronda de financiación.

Pero los ingresos y las pérdidas reflejan el reto que tienen por delante. Es lo que llevó a Pivotal Research a rebajar el precio objetivo hasta los 10 dólares. "Esto no quiere decir que no vayan a tener éxito pero a día de hoy los números no cuadran", indican en una nota a los inversores, "pedir 2.000 millones para generar 1.000 millones en ingresos no puede ser el modelo".

Más información