Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maersk anuncia el desvío de buques durante la huelga de estibadores

El grupo reducirá la presencia en Algeciras y usará puertos alternativos en Europa y el Mediterráneo

Grúas de APM Terminals en Algeciras, perteneciente al grupo Maersk.
Grúas de APM Terminals en Algeciras, perteneciente al grupo Maersk. EFE

Maersk ha anunciado a los clientes un plan de contingencia para los nueve días de huelga de estibadores. La compañía, según ha anunciado este miércoles a los clientes, prevé el desvío de buques durante los días de paro que habrá en los puertos españoles a partir del 6 de marzo. El grupo reducirá así su presencia en Algeciras y usará puertos alternativos en Europa y el Mediterráneo. "Esta medida se toma para garantizar la redirección de la carga de la forma más eficiente", asegura Maersk en un comunicado.

Maersk Line, que opera un tercio de los movimientos de mercancias marítimas de los puertos españoles, ha abogado en los últimos días por una solución del conflicto entre patronal y sindicatos de estibadores tras la presentación de la reforma del sector. Para ello, además, aseguraba la garantía de empleo a todos los estibadores del puerto de Algeciras. A pesar de estos intentos, ante la petición sindical de un acuerdo nacional, Maersk ha decidido anunciar este plan alternativo que reducirá el paso de buques y mercancías por el puerto gaditano. "El plan trata de minimizar la interrupción causada a los negocios y para asegurar la entrega", dice el comunicado.

En los puertos españoles, según afirma Maersk en el aviso a los clientes, ya experimentan una productividad menor. De hecho, según la compañía, la desconfianza que genera en los clientes la amenaza de huelga ha reducido un 20% el volumen de actividad del puerto de Algeciras. Además, Maersk ya ha desviado varios de los portacontenedores más grandes del mundo, los Triple-E. Así se confirma en parte la pérdida de mercancias que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha alertado en los últimos días. "Una vez que un tráfico se marche, esa carga no regresará a nuestros muelles dejando, lamentablemente, un exceso de capacidad laboral", explica el grupo danés en un comunicado.

Nuevas rutas

Las jornadas de paro provocarán un impacto negativo en los flujos de carga dentro y fuera de España, según asegura la compañía. Esto afectará asimismo a la red global de Maersk dada la importancia estratégica del puerto de Algeciras. Por ello, para evitar este efecto, la empresa va a modificar las rutas de buques, omitirá puertos y habrá transbordos adicionales de carga.

Los buques que provienen de Asia y Oriente Medio hacia Europa, que normalmente llegan a Algeciras, serán desviados a otras instalaciones en el Mediterráneo. En estos puertos alternativos se realizará el transbordo de la carga con destino África, Mediterráneo, Europa del Norte y América Latina. Los barcos que provienen del Atlántico en dirección a Europa y Asia seguirán por el momento arribando en Algeciras para realizar las conexiones.

La empresa afirma que también ha realizado cambios con la importación de cargas españolas, aunque no especifica cuáles son. Asimismo, Maersk avisa de que estos planes de contingencia pueden ser modificados "por circunstancias urgentes o imprevistas".

Más información