Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercadona bate récord de ventas y beneficios y crea 4.000 empleos en un año

El grupo de supermercados fundado por Juan Roig registra una facturación neta de 19.802 millones, el 3,9% más, y gana 636 millones

El presidente de Mercadona, Joan Roig. efe

La cadena de supermercados Mercadona registró en 2016 ventas netas por valor de 19.802 millones de euros, el 3,9% más que en 2015. Bate así su récord de facturación y también de beneficio: ha ganado 636 millones, frente a 611 millones del año anterior. Además, la empresa volvió el año pasado a acelerar las contrataciones. Cuenta con 79.000 empleados, tras incorporar a 4.000 personas a la plantilla en un año, según ha comunicado el presidente de la compañía, Juan Roig, en la presentación anual de resultados que celebra en su sede de Puçol, cerca de Valencia.

Mercadona realizó entre 2010 y 2012 una potente apuesta para reforzar su plantilla. Pasó en esos ejercicios de 63.500 a 74.000 empleados. El objetivo era formar a un nutrido grupo de nuevos empleados para una nueva estrategia centrada en la venta de productos frescos. Desde 2012, sin embargo, la plantilla se había mantenido más o menos estable mientras la compañía absorbía los nuevos puestos de trabajo. En 2015 elevó la plantilla de 74.000 a 75.000 trabajadores. Y en 2016 registró un nuevo acelerón: creció en 4.000 personas más, hasta los 79.000 empleados. En 2017 esperan contratar entre 2.000 y 4.000 empleados más.

Mercadona bate récord de ventas y beneficios y crea 4.000 empleos en un año

Mercadona tiene 1.614 tiendas en total en toda España, tras abrir 50 nuevas el pasado año. En 2017 inaugurará 30 y reformarán otras 126. "En 2023-2023 todas las tiendas tienen que estar reformadas. Al ritmo que íbamos, con 50 reformas al año, no íbamos a estar aquí muchos cuando se acabara...", ha bromeado el fundador, Juan Roig. Por eso han acelerado la renovación de sus locales, con un nuevo formato. Supone tener cerrado el equivalente al 1% de los locales durante el ejercicio para poder llevar a cabo obras. Durante todo el pasado ejercicio invirtieron 685 millones.

La segunda de España por facturación

Las ventas netas de la empresa se situaron en 19.802,4 millones de euros, el 3,9% más. Se sitúa así como la segunda compañía que más factura en España, solo por detrás de la petrolera Repsol, que en su mercado interior tiene una cifra neta de negocio de 20.727 millones. Le siguen Endesa (16.645 millones), Iberdrola (13.454 millones en España), Telefónica (12.964 millones) y Gas Natural (10.100 millones). El resto del sector de supermercados queda lejos. El Grupo Dia, por ejemplo, registra ventas en España de 5.027 millones. 

Mercadona termina de nuevo el año con la caja llena: dispone de 3.301 millones de efectivo y otros activos líquidos.

La empresa, la mayor cadena de supermercados de España con una cuota de venta cercana al 23%, avanzó el año pasado que prepara su expansión internacional con una primera parada: Portugal. El año pasado comenzó con los trabajos previos para abrir supermercados en el país vecino. Se instalará primero en la región de Oporto, donde tiene pensado estrenar tiendas en 2019. Ese año espera tener cuatro supermercados. A la rueda de prensa por primera vez han acudido hoy periodistas portugueses. "Queríamos darles la bienvenida. Somos unos portugueses más", ha señalado Roig. En las tiendas lusas, ha dicho, el surtido será principalmente portugués, del mismo modo que en España es español. Ya han fichado a 120 directivos para su desembarco portugués.

A lo largo de 2016 inició también arrancó los trámites para abrir su macroalmacén logístico en Sagunto (Valencia). Conllevará una inversión solo en los terrenos, dentro del polígono Parc Sagunt, de 24 millones de euros. Y la empresa se encuentra en una fase de transformación digital: está reforzando su estrategia online y reformando sus páginas web. Juana Roig, hija del presidente, es la responsable de la división de comercio electrónico de la cadena de supermercados.

300 millones en bonus a la plantilla

"Es la vez número 19 que doy esta rueda de prensa", ha comentado al arrancar el presidente de la cadena. "A los [periodistas] que hayan venido a todas el año que viene que son 20 les damos un premio", ha bromeado. La presentación de resultados es el único evento anual de comunicación en el que Roig se reúne con la prensa para hablar de su negocio en profundidad. Preguntado sobre si la compañía (familiar y propiedad de los Roig) ha organizado un relevo generacional, Roig ha señalado que se encuentra perfectamente y que no piensa jubilarse. "Para cuando yo muera, como dice un amigo, está todo preparado. Pero no lo voy a explicar". Antes no piensa dejar las riendas.

El presidente se ha detenido en explicar los beneficios que ofrece a la plantilla. Porque él es "uno de los hombres más ricos de España", pero dice que le llena de satisfacción compartir con sus trabajadores el éxito de la compañía y que ellos también sean trabajadores bien pagados. Ha explicado que Mercadona repartirá este año 300 millones por los resultados de 2016 en primas para la plantilla. "Los empleados entran con un salario de 1.200 euros. Y a los 3 o 4 años se eleva a 1.400 euros al mes", ha presumido.

"Hace cuatro o cinco años decía que nuestra fruta y verdura era muy mala. Ahora es de notable y de sobresaliente", ha valorado. Esa fue una de sus estrategias estrellas de los últimos años y según la compañía ha funcionado la inversión y el empleo extra que dedicaron. Sobre la carne, ha comentado que ahora apuestan por la venta en bandejas (no en mostrador), pero con un nuevo servicio en el que después hay empleados que trocean o cortan las piezas si el consumidor lo pide. "Hemos dado unas cuantas vueltas, pero hemos dado con la solución", ha valorado.

Bajada de los beneficios a un tercio para el 2017

Juan Roig se ha guardado para la última diapositiva de su presentación un sorprendente anuncio: según sus previsiones, en el año 2017 los beneficios serán de 200 millones de euros. Supone rebajar a un tercio más o menos las ganancias de 2016. La idea, ha justificado, es lograr el beneficio a largo plazo. Esa bajada irá acompañada de una subida de las inversiones: entre 1.000 y 1.200 millones para 2017, frente a los 685 millones de este año. "Queremos cuidar a los trabajadores, a los proveedores, invertir...", ha comentado.

Registrar beneficios de unos 200 millones (que también espera más o menos en 2018), supone volver a niveles de 2008, tras un crecimiento exponencial. Ante las preguntas de los periodistas, ha explicado que conseguir calidad y en especial con los productos frescos, requiere atención, es complejo y exige una elevada rotación de productos. Y es necesario invertir y cuidar a la plantilla, ha insistido.

Más información