Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

PRISA triplicó su beneficio antes de impuestos en 2016

Las medidas fiscales de final de año dejaron en negativo el resultado neto. La deuda se redujo

PRISA, grupo editor de EL PAÍS, cerró 2016 con resultados positivos en sus cuatro unidades de negocio (Educación, Prensa, Radio y Media Capital). El resultado bruto de explotación (EBITDA) mejoró un 0,2%, hasta 248,9 millones y el resultado neto de explotación (EBIT) aumentó un 10,5%, hasta los 133,5 millones, según ha comunicado este lunes la empresa. Gracias a la buena evolución de los diferentes negocios, el resultado antes de impuestos se triplicó, al pasar de 16,2 a 49,7 millones de euros. El resultado neto, sin embargo, fue negativo por importe de 67,9 millones como consecuencia de las medidas fiscales aprobadas por el Gobierno en el mes de diciembre.

PRISA triplicó su beneficio antes de impuestos en 2016

El grupo logró rebajar su deuda bancaria neta en 173,5 millones, hasta 1.486 millones a cierre de 2016, el nivel de deuda más bajo desde 2005. El grupo ha reducido su deuda más de un 70% desde 2008. La reducción de deuda del último año ha permitido que los gastos financieros disminuyan en 23 millones en 2016.

Los ingresos de explotación del grupo fueron de 1.358 millones, con un descenso del 1,2%. Excluyendo los efectos extraordinarios y el impacto de los tipos de cambio, los ingresos habrían crecido un 2,6% y el EBITDA, un 3,6%. Los ingresos de transformación digital se incrementan un 4,1%, hasta el nivel récord de 201 millones y crecerían un 11,4% a tipo de cambio constante. Representan ya un 15% del total de los ingresos del grupo.

Por unidades de negocio, Santillana ha cerrado un año brillante, con incrementos del 2,2% en EBITDA (hasta 170,9 millones) y del 11,1% en EBIT (hasta 98,6 millones) que serían aún mayores sin extraordinarios y a tipo de cambio constante. Los ingresos fueron de 637,5 millones, con una caída del 0,8% que sería un aumento del 5,4% de no ser por el impacto negativo de 44,8 millones de los tipos de cambio. En Latinoamérica destacan Brasil y Perú, mientras que España muestra mejora operativa pese a experimentar una ligera caída de ingresos por las menores novedades de la campaña 2016.

El liderazgo de EL PAÍS

En Prensa, los ingresos caen un 0,6%. El incremento de la publicidad digital y de los eventos compensan casi en su totalidad la caída de ingresos de publicidad tradicional y circulación. La publicidad digital sube un 15,2% y representa ya un 41% del total de ingresos publicitarios de la división, que suben un 3%. Los ingresos por eventos crecen hasta los 8,5 millones y los de circulación moderan su caída al 4,7%. El EBITDA ajustado crece un 2%, hasta los 16,8 millones.

EL PAÍS concluyó 2016 como medio líder español en Internet en España y en el mundo, según los datos de Comscore. También mantuvo su posición de liderato absoluto en difusión de la edición impresa, según los datos de OJD, con una ventaja en el acumulado de 2016 del 69% sobre La Vanguardia, que se sitúa como segundo periódico español por difusión, por delante de El Mundo, que es tercero y se acerca más a Abc, cuarto, ambos a gran distancia del líder. La ventaja por difusión de EL PAÍS sobre El Mundo, que queda como segundo periódico de Madrid y tercero de España, ha aumentado del 75% al 79% en el acumulado de difusión del año, siempre según los datos de OJD.

En Radio, PRISA mantiene también el liderazgo tanto en radio generalista como musical. La publicidad de PRISA Radio en España cae un 3,5%. En Latinoamérica, los ingresos en moneda local bajan principalmente afectados por el comportamiento de Colombia ante las dificultades macroeconómicas y del sector publicitario en el país. El EBITDA ajustado a tipo de cambio constante disminuye 16,8 millones, hasta 58 millones.

En cuanto a Media Capital, que gestiona la televisión portuguesa TVI, los ingresos publicitarios crecen un 4,1% y el EBITDA ajustado mejora un 2% hasta los 43 millones.

Pese a los beneficios de explotación en todas las unidades de negocio y pese a que el grupo triplica su beneficio antes de impuestos, PRISA ha tenido que apuntarse un gasto por impuesto de sociedades de 87,1 millones de euros que recoge el impacto fiscal derivado del decreto ley que aprobó el Gobierno en diciembre pasado que conlleva el deterioro de bases imponibles negativas y la reversión de provisiones de cartera por pérdidas del pasado. Debido a ese impacto (cifrado en 65 millones) y a una sentencia del Supremo que impide a PRISA deducir íntegramente el IVA soportado por entender que realiza una actividad financiera, el resultado neto es negativo por importe de 67,9 millones.

La retribución del consejo

PRISA ha registrado también este lunes en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su Informe anual de remuneraciones de los consejeros, aprobado por el consejo el pasado viernes. En él figura que la retribución del Consejo de Administración bajó el 2,7% en 2016, hasta 5,7 millones de euros, que incluye la retribución de los 17 consejeros, incluidos el sueldo y la paga variable de los tres que desempeñan funciones ejecutivas en el grupo.

El informe señala que "el Consejo de Administración, a solicitud del Comité de Nombramientos y Retribuciones, propondrá en la próxima Junta General Ordinaria de Accionistas que se celebre en 2017, la aprobación de una nueva Política de Remuneraciones aplicable para los ejercicios 2017, 2018 y 2019".

De los 17 miembros que componen el Consejo de Administración de PRISA, el informe de retribuciones contó con el voto en contra de uno de ellos "por no estar conforme" con la propuesta de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones y con la abstención de otros cuatro "por no tener base suficiente para posicionarse, a favor o en contra", según se explica en el propio informe.