Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los proveedores de Groupalia también denuncian impagos

Los trabajadores de la empresa de cupones estuvieron en huelga hace un mes para reclamar sus nóminas

Un usuario de la página web de Groupalia
Un usuario de la página web de Groupalia

A los retrasos en las nóminas de las plantillas de la empresa catalana de cupones Groupalia se suman ahora impagos a los proveedores. Varios negocios que tenían acuerdos comerciales con la compañía de ofertas denuncian que desde enero no les ingresan el dinero correspondiente a los servicios prestados y en los correos electrónicos de Groupalia no les explican cuándo se podrán hacer efectivos los cobros.

“Hemos decidido no aceptar más cupones. Y eso que tenemos cientos de reservas de aquí hasta abril, cuando acaba la temporada”, ha explicado Francisco, propietario de una escuela de esquí en la Sierra Nevada. La empresa de descuentos le debe 8.100 euros desde enero y si bien nunca los pagos se hacían a tiempo, agrega, el empresario, nunca habían tenido retrasos tan grandes. “El 75% de nuestros clientes usan esos cupones, nos sabe muy mal pero la situación es insostenible”, explica el empresario.

Los teléfonos de atención al cliente y a los proveedores de Groupalia derivan automáticamente a cuentas de correo electrónico. La falta de comunicación es la principal queja de los proveedores. “He intentado conectar con ellos por teléfono y por correo pero nunca te responden. Un retraso de dos meses es muy difícil para una empresa pequeña como la nuestra”, dice Sergio, propietario de un pequeño servicio de catering en Barcelona.

Este diario intentó, sin éxito, contactar con la empresa de ofertas para conocer su versión de los hechos. No es la primera vez que Groupalia tiene problemas con los pagos. Hace un mes, un total de 25 trabajadores que tiene la compañía en Cataluña se declararon en huelga por el impago de las nóminas de noviembre, diciembre y la paga extra. Ramon González, secretario de Acción Sindical de la federación de servicios de CC OO ha explicado que finalmente la empresa ha abonado las deudas después de las movilizaciones.

González ha sostenido, además, que desde el pasado viernes la empresa ha comenzado a comunicar a algunos empleados despidos por “razones objetivas”, una causa contemplada dentro de la última reforma laboral. “Están ofreciendo salidas con un despido de 20 días, con un tope de 12 mensualidades, ha explicado el líder sindical. Ya en diciembre, el comité de empresa ha presentado varias denuncias ante la Inspección Laboral y al Tribunal Laboral de Cataluña, aún sin resolver.

Los proveedores temen que la situación económica de la empresa aleje sus posibilidades de cobrar. De acuerdo con las últimas cuentas de Groupalia depositadas en el Registro Mercantil de Barcelona (aún sin consolidar y correspondientes a 2015), la empresa “tiene un fondo de maniobra negativo”, lo que implica una incapacidad para hacer frente a deudas de corto plazo.

Groupalia se fundó en Barcelona en 2010 por unos nueve millones de euros y fue adquirida hace un año por Ofertix. Anteriormente se había fusionado con la también catalana Offerum. Entre los accionistas originales de ambas sociedades estuvieron los fondos de capital riesgo Nauta Capital, Caixa Capital Risc (Groupalia); y Cabiedes y Bonsai (Offerum).