Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA, Santander y Popular traspasan 3.300 viviendas a Testa Residencial

La operación, valorada en 665,5 millones de euros, supone crear la primera plataforma especializada en alquiler a largo plazo de viviendas en España

En España el 97% de la oferta está en manos de propietarios.
En España el 97% de la oferta está en manos de propietarios.

Testa Residencial lanza hoy la primera plataforma especializada en alquiler a largo plazo de viviendas en España. BBVA, Santander y Banco Popular han traspasado más de 3.300 viviendas de las que tienen en cartera a Testa Residencial, la socimi de pisos en alquiler que comparten con Merlin Properties, en una operación que supondrá duplicar el tamaño de la inmobiliaria. Para ello, la junta general extraordinaria de accionistas de Testa Residencial ha aprobado hoy lunes la ampliación de capital no dineraria de 665,6 millones de euros.

La socimi, que con su actual cartera de 4.700 viviendas ya es una de las primeras empresas de pisos de alquiler de España, da un paso más en su estrategia de crecimiento, mientras sigue negociando una posible fusión con Acciona Real Estate. Las dos operaciones convertirían a Testa Residencial en un nuevo gigante del alquiler, con una cartera de 9.400 viviendas.

Este modelo de negocio es novedoso en España, donde hay 3,8 millones de viviendas de primera residencia en régimen de alquiler y prácticamente la totalidad de estas viviendas, el 97%, están en manos de particulares, que en la mayoría de los casos mantienen un relación directa con los inquilinos en la gestión de las incidencias en la vivienda. Esto hace que en muchos casos los inmuebles se gestionen sin una propuesta profesional de servicios, lo que afecta directamente a los inquilinos, explican en Solvia.

La oferta disgregada y la falta de transparencia han impedido la creación de un auténtico mercado de alquiler residencial hasta ahora. La clave del impacto de la operación de Testa en el mercado es la consolidación de una plataforma profesionalizada de gestión de viviendas en alquiler a largo plazo que cambiará de forma radical el modelo de negocio del sector.

La compañía sigue el modelo de los operadores de alquiler residencial de otros países europeos, donde operan fondos de inversión, socimis y operadores profesionales. Este tipo de operadores ya están presentes en países como Alemania. Por ejemplo, la compañía Vonovia gestiona cerca de 400.000 activos en alquiler en el país germano, le siguen otras firmas como Deutsche Wonen con 200.000 activos, Grand City con 80.000 y Buwog con 51.000 inmuebles. “El caso del mercado de alquiler alemán es un claro ejemplo de que el desarrollo de operadores que aporten profesionalidad y seguridad a los propietarios contribuyen al aumento de la oferta, dando pie a que más particulares pongan sus inmuebles en el mercado de alquiler”, indican en Solvia.

La cartera de viviendas que se incorporan ahora a Testa Residencial procedentes de las bolsas de inmuebles que tienen los bancos accionistas de la compañía ha sido sometida a un proceso de selección de aquellos que cumplían los requisitos establecidos por la firma y de valoración por un experto independiente. De este modo, se incorporan a la sociedad "inmuebles de calidad, que satisfacen una demanda y con precios competitivos".

El presidente de la socimi, Ignacio Moreno, ha enfatizado que los inmuebles que se aportan producirán una serie de ventajas empresariales. "Además de reforzar el liderazgo indiscutible de la sociedad en el sector español de patrimonio residencial en arrendamiento, la aportación permitirá a la sociedad mejorar su capacidad para obtener financiación, generará importantes economías de escala derivadas del mayor volumen de activos, producirá sinergias de ahorro de costes y se conseguirá también una diversificación de ingresos".