Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio mayorista de la electricidad vuelve mañana a las subidas con un alza del 3,5%

El gasto anual de un familia en España en 2015 fue de 720 euros, según un estudio sobre energía

Imagen de un tendido eléctrico.
Imagen de un tendido eléctrico. EFE

El precio de la electricidad para los usuarios que tienen contratado el mercado mayorista (el 46,5% del total) volverá a subir mañana y se situará en 73,27 euros el megavatio hora (MWh), lo que supone un aumento de 3,47% sobre el precio fijado para hoy. El máximo que alcanzará volverá a los 90 euros a las 20.00 horas, mientras el mínimo superará íntegramente los 50 euros (50,18 euros), según la subasta realizada esta mañana por el operador del mercado ibérico, Omie.

El precio de la electricidad, no obstante, sigue lejos de los récords marcados la semana pasada en la que el máximo superó los 100 euros y la media rondó los 90. Desde el pasado viernes, los precios se moderaron marcando una media por debajo de los 70 euros por MWh.

Este precio afecta, no obstante, al 46,5% del total de consumidores, ya que el resto, en el que se cuenta la mayoría de las empresas y comercios, están sujetos a la llamada tarifa del mercado libre, es decir, fijada anualmente con la comercializadora por contrato. Para ellos, la subida no tiene efecto de la misma forma que tampoco lo tiene cuando baja. Normalmente, el precio del mercado libre (entre 30 y 40 euros por MWh) se considera menos competitivo que el del mercado mayorista porque este suele estar la mayor parte del año por debajo del precio fijado por contrato.

En esta subida de los precios de la energía eléctrica para el mercado regulado inciden el bajo nivel de recurso hidráulico y el elevado precio del carbón y del gas, utilizado para las centrales de ciclo combinado que se ponen en marcha cuando existen problemas de suministro de las otras fuentes. Aunque ha empezado a llover, todavía no es suficiente para incidir en el precio a la baja. Asimismo, tiene implicación la mayor exportación a Francia por la indisponibilidad de una tercera parte de las centrales nucleares (24 sobre 75), paradas por decisión administrativa.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad, ambos congelados por el Gobierno desde hace tres años.

El 4% del gasto total en energía

Precisamente, en 2015 las familias españolas destinaron una media de 720 euros en 2015 al consumo eléctrico. Actualizando la cifra al IPC de 2016 para esta partida, el gasto en 2016 habría ascendido hasta los 732 euros de media por hogar, de acuerdo con el estudio sobre el gasto energético en los hogares elaborado por AIs Group a partir de los indicadores Habits Big Data. El gasto total en energía (es decir, gas y otros combustibles, además de electricidad) ascendió a 1.110 euros al año. La cantidad representa el 4% del gasto total medio de las familias españolas, cifrado en 27.400 euros al año.

Según dicho estudio, son las familias baleares son con diferencia las que mayor cantidad invierten en luz, 935 euros en 2015 que habrían llegado a los 950 euros en 2016, de acuerdo al IPC provincial. Los hogares de Toledo son los siguientes con el gasto más elevado anual en electricidad con algo más de 850 euros, que se habrían transformado en 875 en 2016. Y en tercer lugar los murcianos donde el gasto medio casi alcanza los 850 euros en 2015 (865 en 2016).

Por el contrario, los que menor presupuesto destinan a la factura de la luz son los habitantes de Santa Cruz de Tenerife y las Palmas, menos de 625 euros en 2015 y entre 630 y 640 respectivamente en 2016. También entre los más bajos está el gasto medio de los riojanos (633 en 2015 y 640 en 2016), zamoranos (637 en 2015 y 647 en 2016) y en general todas las provincias de Castilla León y la costa cantábrica.

El gasto total en energía es mayor en las provincias de las dos Castillas, Navarra y Aragón. Toledo es la provincia cuyas familias destinan más dinero a sus facturas de suministros de energía, considerando la suma de luz, gas y otros combustibles para uso doméstico como podría ser la leña o el carbón. Los toledanos gastaron de media más de 1.520 euros € en 2015 y teniendo en cuenta el incremento del IPC en esta partida para la provincia, habrían llegado a superar los 1.565 en 2016.

Tras Toledo el gasto más elevado es el de Guadalajara donde de media es de 1.450 euros en 2015 y casi 1.480 en 2016. Ciudad Real, Soria y Cuenca completan la lista de las cinco provincias con el gasto medio familiar en energía más elevado de España.

En la situación inversa están en las provincias canarias, donde los hogares destinaron algo menos de 660 euros en 2015, y considerando el incremento del IPC provincial en esta partida habrían quedado por debajo de los 675€ en 2016. También se encuentra entre los más bajos el gasto en las provincias andaluzas, desde los 870 euros de Cádiz (880 en 2016) y Almería (890 euros en 2016) a los 920 de Sevilla y Granada (940 en 2016).