Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Meliá avisa de que el ‘Brexit’ ya se nota en el sector turístico

Escarrer afirma que se ralentiza el mercado británico, aunque confía en la subida de otros mercados

Hotel Meliá Palas Atenea, en Palma de Mallorca.
Hotel Meliá Palas Atenea, en Palma de Mallorca. EFE

El presidente de Meliá, Gabriel Escarrer, ha avisado este miércoles de las primeras consecuencias del Brexit sobre el turismo. "El mercado británico decide sus vacaciones con tiempo y ya se nota una ralentización", ha asegurado Escarrer en una comparecencia en el stand de Meliá Hotels International en Fitur. La decisión de salir de la UE del Reino Unido no tuvo efectos sobre las vacaciones de los turistas británicos en 2016, una situación que puede cambiar en los próximos meses. A pesar de ello, el grupo Meliá no se inquieta: "Hay otros mercados como el alemán o el escandinavo que compensarán la bajada", ha afirmado Escarrer.

Sobre 2017, el presidente de Meliá ha destacado la incertidumbre que supone la llegada de Donald Trump a la presidencia de los EE UU. "Puede incidir en las relaciones internacionales, sobre todo con México y la apertura o no con Cuba", ha aclarado el primer ejecutivo. Precisamente sobre Cuba, donde el grupo Meliá opera 29 hoteles y tiene tres en construcción, el presidente de la compañía destaca que las perspectivas de crecimiento son muy buenas y que el grupo espera aumentar su presencia en la Isla. "Nadie sabe qué va a pasar entre Estados Unidos y Cuba, pero la llegada de visitantes seguirá creciendo", ha concluido Escarrer.

Otro de los factores que pueden desestabilizar el sector turístico es la seguridad y los ataques terroristas. "Incide mucho en determinados destinos. Esperamos que el norte de África se recupere lo antes posible", ha dicho Escarrer.

Beneficio neto de 92,2 millones de euros

El balance de 2016 ha sido positivo para Meliá Hotels International. Escarrer ha asegurado este miércoles que el beneficio neto de la compañía ha sido de 92,2 millones, lo que supone un crecimiento del 74% con respecto a 2015. "En el último año se han sentado las bases de un crecimiento más cualitativo y rentable en los próximos años", ha dicho el presidente de Meliá.

A nivel operativo, todas las divisiones del grupo aportaron cifras de ingreso medio por habitación (RevPar) por encima del pico del ciclo en 2007, incluidos los hoteles urbanos en España con subidas cercanas a los dos dígitos.

El primer ejecutivo de Meliá ha destacado asimismo la apuesta por España del grupo. La compañía ha invertido 355 millones en renovaciones entre 2015 y 2016 en su red nacional. En estos momentos cuenta con 149 hoteles en España, de los 375 con los que cuenta por todo el mundo.

Más información