Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas turísticas prevén un buen 2017, aunque por debajo del último año

Los empresarios estiman que el negocio del turismo crecerá un 3,2% en el próximo ejercicio

Turistas pasean por la playa de La Concha, en San Sebastián.
Turistas pasean por la playa de La Concha, en San Sebastián. EFE

La actividad turística española crecerá un 3,2% en 2017, por encima de la previsión de crecimiento de la economía española (2,3%), según la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur). Esto supone una desaceleración con respecto al ritmo de crecimiento del sector turístico español, que acabó 2016 en una tasa del 4,9%. "Ha sido un año insólito, excepcional y difícilmente repetible", ha asegurado este lunes José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, en el balance de cierre del año turístico. A pesar de ello, desde Exceltur sostienen que el turismo seguirá siendo uno de los principales motores de la economía.

El año 2016 ha sido espectacular, como ha explicado Zoreda. A pesar de ello, ocho de cada diez empresarios (un 83%) esperan mejorar sus resultados el próximo año. Asimismo, el 67% prevén elevar las contrataciones. Estos son los datos que se extraen de la encuesta realizada por Exceltur a 2.000 empresarios turísticos de España. Un crecimiento que los empresarios estiman que será a un menor ritmo que en 2016 en cada negocio.

En cuanto a la generación de empleo en el último ejercicio, el sector turístico cuenta con 80.688 afiliaciones más a la Seguridad Social que hace un año. Esto supone un crecimiento del 5,7%, según Exceltur. Este dato es inferior al que adelantó el ministro de Energía y Turismo, Álvaro Nadal, hace unos días (130.000 nuevos empleos en el último año). "Hemos acotado el empleo en turismo a hostelería, restaurantes, alojamiento, transporte y ocio", ha detallado Óscar Perelli, director de estudios e investigación de Exceltur.

En lo que sí coinciden Exceltur y los datos facilitados por el Ministerio es en el incremento de la demanda extranjera hacia España. La subida ha sido del 10,1%, hasta los 75,4 millones de turistas, según ha detallado este lunes Perelli. Un crecimiento que no se acompaña de una subida similar de los ingresos por turismo, que se cifra en el 6,8%, según los datos del Banco de España, hasta los 54.400 millones de euros. Esto supone unos 20.000 millones menos de los que facilitó el Ministerio (77.000 millones). "Esta diferencia se debe a que en nuestras cuentas, así como en las del Banco de España, solo se contabilizan los ingresos que se quedan en España derivado del turismo extranjero", ha aclarado Zoreda. Es decir, se quedan fuera transportes realizados en el extranjero o por operadoras foráneas y los gastos comerciales en origen, entre otros conceptos.

Un año "insólito" que se explica, según Exceltur, por el desplome de la demanda turística en países que son competencia directa de España. "Turquía, según los datos del Banco Central turco, ha perdido 10,9 millones de turistas en el último año. A esto hay que añadir los 4,2 que se ha dejado Egipto", ha matizado Zoreda. Así, el último ejercicio ha dejado un posible techo de afluencia en temporada alta en determinadas zonas de España. "Ya no podemos crecer más en los lugares de más demanda. Hay que buscar una estrategia diferente", ha aclarado Zoreda.

Menos ingreso por turista en España

Un año más desciende un 3% el ingreso por turista que revierte en España y ya son cinco consecutivos de caídas. El total del gasto de extranjeros ascendía a los 1.023 euros según el Ministerio y mejoraba los datos de 2015. Sin embargo, lo que Exceltur cuantifica es el dinero gastado por los turistas extranjeros en empresas españolas. La caída registrada para el lobby turístico sitúa el gasto por turista en los 721 euros desde los 743 euros de 2015. 

Otro aspecto que preocupa a Exceltur, que agrupa a una treintena de empresas, es el crecimiento descontrolado de la oferta de alojamientos no reglados. Esto es, viviendas que se usan para alojamiento turístico. "No pedimos que se prohíba, pero sí que se regule", ha dicho Zoreda. En 2016, según Exceltur, la subida de la oferta de este tipo de viviendas ha sido del 74,8% hasta alcanzar 1,7 millones de plazas disponibles. Es decir, ya tiene una oferta que es la mitad de la reglada de hoteles, apartamentos, camping y casas rurales, que está en 3,3 millones de plazas.

Más información