Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IPC se dispara en diciembre hasta el 1,5% por los carburantes

Los precios aceleran en el tramo final de 2016 y suben al mayor ritmo desde agosto de 2013

IPC
Una carnicería en el Mercado de Maravillas, en Madrid EFE

La inflación se disparó en el mes de diciembre hasta alcanzar el 1,5%, según el dato adelantado -a falta de confirmación- de IPC publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística. Es la tasa más alta desde agosto de 2013 y ocho décimas más alta que el mes anterior, cuando se situó en el 0,7%. El organismo estadístico responsabiliza de la subida a los carburantes, cuyo precio no solo se incrementa, sino que además contrasta con la bajada que experimentaron en el mes de diciembre de 2015.

El IPC se dispara en diciembre hasta el 1,5% por los carburantes

Si el dato se confirma el próximo 13 de enero -el dato definitivo no suele variar respecto al adelantado-, se confirmará una pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas, a los que el Gobierno subió el año pasado las pensiones tan solo un 0,25%, el alza automática que marca la ley. Para el año que viene, se prevé una situación similar, toda vez que se prevé que la inflación siga acercándose al 2% y  que el Ejecutivo rechazó hace unos días ante los sindicatos que fuera a subir las pensiones más allá de ese cuarto de punto, pese a que la inflación se situó ya en octubre claramente por encima.

Los precios terminan el año también por encima del incremento salarial pactado en convenio (1,08% hasta noviembre) y de lo que subieron los sueldos de los empleados públicos este año (1%), informa Europa Press.

En cuanto a la variación anual del IPC Armonizado -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro- el indicador adelantado suibió al 1,4 % en diciembre respecto al mismo mes de 2015, de manera que mejoró en nueve décimas respecto a la tasa de noviembre.

Trayectoria al alza

La segunda mitad de 2016 ha sido la de la recuperación de la inflación, en niveles muy bajos o directamente negativos -el BCE intenta que ronde el 2%- desde mediados de 2013. En agosto de ese año, precisamente, los precios subían al 1,5% anual, el mismo dato que arroja este mes de diciembre. En julio de ese año subían al 1,8%, pero ya en septiembre el ritmo de subida de los precios cayó al 0,3%. Desde entonces, el IPC ha estado más tiempo en el terreno negativo que en el positivo. Tocó fondo en enero de 2015 (-1,5%) y recuperó aire a mediados de ese año, pero fue un espejismo y los precios volvieron a la baja hasta abril de este año, cuando el IPC se situó en el -1%.

Esta evolución tuvo mucho que ver con la de los precios del petróleo. En junio de 2014, el barril de brent se pagaba a casi 120 dólares. Apenas seis meses después, había caído a menos de 50. Tras una tímida recuperación, en enero de 2016 tocaban suelo, en poco menos de 27 dólares el barril. Desde entonces, la senda ha sido alcista, hasta cerca de los 60 dólares, y la inflación en España no tardó en seguir la misma senda. Desde abril, la tasa está en trayectoria ascendente. En septiembre ya se situó en terreno positivo y el diciembre ha marcado un nivel desconocido desde hace más de tres años.

Más información