Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pactará con el PP el bono social si prohíbe los cortes de luz a los más vulnerables

El ministro Álvaro Nadal presidirá mañana una reunión con el grupo socialista para negociar

El portavoz del PSOE, Antonio Hernando
El portavoz del PSOE, Antonio Hernando EFE

El PSOE está muy cerca de cerrar un acuerdo con el PP para apoyarle en su reforma del bono social, el sistema para bonificar la factura eléctrica a determinados colectivos. El Gobierno debe sacar adelante antes de acabar el año un decreto ley con el nuevo sistema de financiación, ya que el Supremo anuló el mes pasado el que regía desde 2013. El decreto deberá ser después convalidado en el Congreso y para eso necesita el apoyo del principal grupo de la oposición, que ha puesto una condición sobre la mesa: prohibir los cortes a los hogares más vulnerables. Mañana Nadal se reunirá con el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Hernando y la portavoz de Energia, Pilar Lucio, para negociar un pacto.

El ministro Nadal y los distintos grupos políticos ya se reunieron en noviembre y, en principio, parecían de acuerdo en que sigan siendo las eléctricas las que financien el bono social. La cuestión es que no puede cargarse toda la financiación, como hasta ahora, solo a las grandes comercializadoras, porque el Supremo señaló que no estaba justificado ese reparto. Así que la opción que pone sobre la mesa el Ministerio es que sigan siendo las comercializadoras eléctricas quienes sufraguen el sistema de bonificación, pero todas ellas, no solo las más grandes, y en relación a su cuota de mercado.

Según el grupo socialista, el ministerio de Energía tiene tiene en su mano evitar que haya cortes de luz y la negociación de la financiación del bono social es un buen momento para regularlo todo al mismo tiempo. "Estamos negociando con el Gobierno nuestra propuesta de una tregua social permanente, no sólo en invierno, para impedir los cortes de luz a las familias muy vulnerables y el Gobierno la está estudiando", ha señalado. El PSOE considera que puede presionar para sacar adelante la propuesta, ya que sus votos son necesarios y el Ejecutivo tiene muy poco tiempo para lograr apoyos, puesto que la norma debe estar lista antes del 31 de diciembre. 

La propuesta de tregua social del PSOE supondría "evitar la interrupción del suministro a familias muy vulnerables" y ofrecer a los consumidores más vulnerables "que accedan a un precio de la electricidad en función de sus ingresos y no del mercado". Hasta ahora, tanto empresas como colectivos sociales consideraban que el sistema del bono social no garantizaba siempre el acceso a los que necesitaban la rebaja del 25% en el precio de la electricidad, ya que su concesión no estaba vinculada a la renta, sino a pertenecer a determinados colectivos. Por ejemplo, todas las familias numerosas pueden solicitarlo, independientemente de su nivel de ingresos.

¿Qué son hogares muy vulnerables?

De hecho, en la propuesta de tregua social la gran duda que se abre es, de nuevo, la necesidad de definir qué son "hogares muy vulnerables". Los socialistas proponen que sean los ayuntamientos, a través de sus servicios sociales, los que definan cuáles son en cada municipio las familias que encajan en esta definición.

El PSOE quiere que la electricidad y el gas sean derechos sociales básicos. "Al igual que el derecho a la educación, sanidad o vivienda y en la dirección hacia una renta básica garantizada debemos considerar las necesidades básicas del hogar como derechos básicos esenciales. Queremos desarrollar un sistema de garantía de ingresos que ofrezca recursos a familias en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social, cuando el resto del sistema ya no les da cobertura", señalan los socialistas.

Más información