Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“A los bancos les gustaría dar más crédito a las pymes, pero el BCE lo impide”

La Sociedad de Garantía Recíproca, que presta a las pequeñas empresas, critica que miles de empresas se quedan fuera del circuito de la financiación

El presidente de SGR-CESGAR, José Rolando Álvarez, en la presentacion de un informe, en presencia de Jesús Fernández, vicepresidente
El presidente de SGR-CESGAR, José Rolando Álvarez, en la presentacion de un informe, en presencia de Jesús Fernández, vicepresidente

"A los bancos les gustaría dar más crédito a las pymes, pero el Banco Central Europeo les exige tener un alto nivel de calidad crediticia, el rating, y miles de pequeñas empresas quedan fuera de la financiación. Esta dinámica del BCE, que no va a cambiar en el futuro, busca la mayor solvencia de la banca , pero empeora la situación de las empresas", ha comentado hoy José Rolando Álvarez, presidente de la Sociedad de Garantía Recíproca SGR-Cesgar.

Según Rolando, el 19% de las micropymes, pymes y autónomos están fuera del circuito de la financiación, y otro 13% no obtiene todo lo que solicita a los bancos. "En total, el 75% de las pymes tiene dificultades para lograr financiación por la mayor exigencia de requisitos de las entidades".

En opinión del presidente de la SGR, esta situación "hace cada vez más necesario el papel de las Sociedades de Garantía Recíproca, que cobramos entre un 4% y un 4,5% por el aval para préstamos, frente al 8% que aplican los bancos, y no exigimos garantías o avales".

Sin embargo, la SGR son una gota en el océano de los millones de pymes que existen en España. De hecho, el 95,7% de las empresas tienen menos de 10 empleados. Actualmente las SGR prestan a 13.135 empresas y cuentan con 121.000 socios en toda España. Se financian con los socios, organismos públicos y la propia banca. La tasa de morosidad que soportan está entre el 8% y el 10%, "dependiendo de los sectores y es más baja de la que tienen los bancos", según Rolando. Han avalado por valor de unos 1.200 millones "y tendríamos capacidad para duplicar esta cifra sin tener problemas de solvencia", según el presidente de la asociación.

La cuestión es por qué no acuden más pymes a estas Sociedades que están repartidas por toda España. Según Rolando, el problema es que no son conocidos por los pequeños empresarios por lo que ahora tratarán de darse a conocer con más eficacia que hasta ahora.

Las SGR presentaron hoy el  III Informe sobre la financiación de la pyme en España, que también concluye que el 15,5% de las empresas que busca financiación para inversión o circulante creará empleo en los próximos tres años si llega a obtenerla, "lo que permitiría crear más de 325.000 puestos de trabajo".

La situación ha empeorado

También se afirma que "una de cada cuatro compañías en busca de crédito (el 41,7%) debe presentar garantías para obtenerlo", así como que "las perspectivas de los negocios empeoran a corto plazo en el último semestre y vuelven a niveles de hace un año". La exigencia de más requisitos a las pymes para acceder a financiación (garantías y costes asociados a las operaciones) ha frenado la obtención del crédito entre las empresas españolas durante la segunda mitad de 2016, afirma la SGR.

El porcentaje de compañías que aseguran haber tenido dificultades para acceder a financiación ha ascendido al 74,4% en este semestre, cuando ese porcentaje era del 50,6% en marzo. En este contexto, aquellas que afirman que su principal obstáculo ha sido no haber podido aportar las garantías que se les requería, supone un 48,7% de los casos.

Tres de cada cuatro compañías españolas pertenecen al sector servicios, aunque las que más demandan financiación son las más exportadoras e innovadores, según esta asociación. El estudio alude al reducido tamaño medio de las empresas, algo que se ha acentuado en el último año, si atendemos a los niveles de empleo y facturación.

Las perspectivas de las pymes a corto plazo empeoran con respecto a primavera y vuelven a niveles de hace un año. Frente a lo registrado en marzo, cuando la evolución de la facturación reflejaba una mejora del escenario económico de las compañías, ahora cae en más de seis puntos el número de negocios que confía en aumentar su facturación a un año vista hasta el 40%.