Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El barril de petróleo alcanza su precio máximo de 16 meses

El cartel de la OPEP convoca una reunión el sábado en Viena a la que invita a 14 países de fuera del grupo

Precio petroleo Brent
Pozos petrolíferos de Gudong, China EFE

El petróleo parece haberse decantado definitivamente por las subidas de precios. El barril sube con fuerza y consolida la senda alcista que abrazó la semana pasada, cuando los productores del cartel de la OPEP llegaron a un acuerdo perseguido desde hace meses para rebajar la oferta por primera vez en ocho años. El petróleo brent, de referencia en Europa, ha tocado los 55 dólares, su precio máximo desde finales de julio de 2015. En el caso del West Texas, de referencia en los mercados americanos, supera los 52 dólares, también su máximo en más de 16 meses.

Algunos analistas mostraron sus dudas la semana pasada sobre que el acuerdo de recorte de producción en la OPEP pueda darse ya por zanjado. Sin embargo, el cartel parece dar pasos hacia su consolidación: los productores han invitado el próximo sábado a Viena a 14 países que no forman parte del grupo y que en conjunto bombean cerca de una quinta parte del petróleo del mundo para tratar de llegar también a un pacto con ellos, según Bloomberg.

Cotización del petróleo 'brent' los últimos 12 meses
Cotización del petróleo 'brent' los últimos 12 meses

En concreto, han sido invitados a la reunión Rusia, México, Kazajstán, Omán, Bahrein, Colombia, Congo, Egipto, Trinidad y Tobago, Turkmenistán, Azerbaiyán, Uzbekistán, Bolivia y Brunei. Falta por ver cuántos están dispuestos a reducir o congelar su bombeo. México y Kazajstán ya han señalado anteriormente su oposición a reducir la producción (en el caso de México, lo deja en manos de las empresas). Omán, por el momento, sí se ha comprometido a igualar el recorte de producción del grupo. Brasil, por su parte, aún no ha cerrado su posición, según explicó el ministro de Minas y Energía, Fernando Coelho Filho, en una conferencia en Nueva Delhi.

Ante la cada vez más fuerte presión del cartel para reducir la oferta e impulsar los precios, el barril de crudo ha enlazado ya cuatro jornadas en verde. Si se compara el precio del brent con el de hace justo un mes, ha subido 10 dólares en solo cuatro semanas, con varias sesiones de fuertes escaladas, en especial, la vivida el pasado miércoles, cuando se confirmó el acuerdo de la OPEP y se registró un alza de más del 8% de golpe. Los 55 dólares actuales suponen acercarse poco a poco al precio de 60 dólares que los analistas estiman que rondará de media el barril a lo largo de 2017. El West Texas, de referencia en los mercados americanos, superó los 52 dólares, también máximo en más de 16 meses.

En cuanto al crudo del cartel petrolero, también se ha revalorizado ya con fuerza: el barril de referencia de la OPEP cotizó el pasado viernes a 50,49 dólares, superando así la barrera de los 50 dólares por primera vez desde julio de 2015, según informó en Viena el grupo petrolero.

El crudo de referencia de la OPEP se ha encarecido así casi un 13% desde que el grupo anunciara el pasado miércoles que recortará su producción en 1,2 millones de barriles a partir de enero, para reducir el exceso de oferta que ha mantenido los precios a la baja en los dos últimos años.

Recorte de producción

Cuando anunció ese recorte, el primero desde 2008, la OPEP aseguró ya que varios grandes productores, entre ellos Rusia, se sumarán a esa estrategia retirando del mercado otros 600.000 barriles diarios. Eso es lo que, previsiblemente, tiene que confirmarse el próximo sábado, si seducen a alguno de los 14 países ajenos a la OPEP invitados a Viena.

El valor del barril de la OPEP no había roto la barrera de los 50 dólares desde el 31 de julio del año pasado y ha estado sometido a fuertes presiones a la baja que le llevaron a tocar mínimos de 22 dólares a principios de este año. Para países como España, el acuerdo de menor producción que haga subir los precios puede ser un lastre para la economía. Ante la enorme dependencia energética que le obliga a importar el crudo, gracias el hundimiento del precio, entre 2015 y 2016 España pudo ahorrarse unos 43.000 millones de euros sobre sus previsiones —unos 16.000 millones en 2015 y otros 27.000 millones en 2016—.

En los planes presupuestarios que el Gobierno envió a Bruselas, el Ejecutivo calculó que para 2017 el valor del barril se situaría en 50,2 dólares, una cifra que se quedará corta si el acuerdo de la OPEP cristaliza.

Más información