Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, rezagada como destino turístico de compras

Es el tercer país más visitado del mundo, pero capta solo el 4% del gasto en turismo de compras en la UE

Dos mujeres chinas, de compras en el barrio de Salamanca, en Madrid.
Dos mujeres chinas, de compras en el barrio de Salamanca, en Madrid.

El turismo de compras no está consolidado en el mercado español. El país es el tercer destino más visitado del mundo, pero en 2015 captó solo el 4% del dinero que los viajeros gastaron en compras en la UE, ha explicado este lunes Juan Antonio Samaranch, presidente del comité organizador del Summit Shopping Tourism and Economy 2016. Lo hizo durante la presentación de esta cumbre del turismo de compras, que se celebrará el 29 y 30 de noviembre. La clave del sector está en los viajeros extracomunitarios, según el directivo: "Gastan en un solo día lo mismo que los europeos en una semana".

Unos ocho millones de turistas del resto del mundo visitaron España en 2015 y gastaron 4.100 millones de euros en compras; representaron el 11,8% del total de extranjeros que viajaron al país. "Con las medidas adecuadas", señala un documento difundido este martes por la organización, el porcentaje podría llegar al 25% y duplicar tanto el número de los visitantes de estos países como los ingresos por turismo de compras. La organización prevé que en 2030 lleguen 140 millones de turistas extranjeros y el monto de las compras supere los 20.000 millones de euros, si se impulsan políticas activas para atraer visitantes no europeos.

Los empresarios del sector están preocupados por la caída del gasto medio por visitante, que ya acumula 15 años consecutivos de bajadas. El turismo de compras es visto por muchos de ellos como una vía para revertir la tendencia. Entre los visitantes más rentables se destacan los asiáticos, que el año pasado gastaron de media 248 euros por día, el doble que el consumo promedio para el total de los extranjeros que fueron al país.

"El problema no es solo el gasto per cápita, el problema es que viene poco turismo chino y de medio oriente", ha apuntado Javier Fernández Andrino, director de marketing internacional de El Corte Inglés. Los números le dan la razón. El año pasado unos 120 millones de chinos viajaron al exterior, pero solo el 0,33%, unos 400.000, visitaron España. A pesar de ello, concentraron el 35% del gasto en compras de los turistas extracomunitarios, unos 400 millones de euros.

Los asiáticos viajan a Europa para comprar y ver museos, pero huyen de los destinos de sol, según Juan Cierco, director de Comunicación de Iberia. "Nos destacamos en sol y playa, somos buenos en el turismo de batalla", ha apuntado Samaranch. El desafío es posicionar al país como un destino para el turismo de lujo. 

Más compromiso del sector público

El principal desafío es poner a Madrid y a Barcelona en el mapa, según María Jesús Escobar, socia responsable del Sector Público de Ernst & Young. "Cuando uno decide viajar, imagina... Si un destino no está en su cabeza, va a ir a París o a Londres, no allí. El tema es estar en la cabeza de la gente. Barcelona es más icónica, pero Madrid necesita estar mucho más presente", ha apuntado la consultora, autora del diagnóstico del sector, ha pedido del comité de organización de la cumbre. La experta también ha advertido sobre el riesgo de que la saturación turística que ya comienza a evidenciarse en algunas ciudades, como Barcelona, expulse a los viajeros más exclusivos. 

El punto sobre el que más han insistido los organizadores ha sido la necesidad de que el sector público promocione los destinos españoles como mercados de compras. "No existe generación espontánea de este tipo de turismo", ha señalado Samaranch. "Las empresas estamos haciendo los deberes, pero no creo que las administraciones públicas hayan hecho su parte de la misma manera. Queremos que se tomen el turismo tan en serio como nosotros", ha protestado Cierco durante la presentación. El directivo ha pedido que el sector público redoble los esfuerzos en promoción y ha concretado los reclamos en medidas concretas, como la integración entre la terminal T4 del aeropuerto de barajas con el AVE o la simplificación del visado para los turistas chinos.

La administración pública los escucha con atención, ha aclarado Isabel Atkinson, directora ejecutiva del Summit. "Creamos un relato que no existía, hemos puesto sobre la mesa datos y planteamientos que antes no se contemplaban", ha concluido Atkinson.

Más información