Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cumplo once años y quiero un ‘smartphone’

La mitad de los niños españoles con 11 años ya tiene un móvil, y el 96% de los adolescentes de 15

Una familia con sus móviles. JAIME VILLANUEVA Atlas

Se llama Miguel, tiene once años, cursa 1º de ESO en un colegio de Requena (Valencia). Un chico normal si no fuera porque es el único junto a otro compañero de los 23 alumnos de su clase que no tiene un móvil. Su madre Beatriz, profesora de primaria, explica que, pese a las quejas reiteradas de su hijo y la presión del entorno, se resiste a comprarle un móvil porque cuando disponen de un terminal “pierden creatividad, se vuelven más sedentarios, y dejan de leer o hacer deporte”.

El caso de Miguel y su deseo de tener un teléfono inteligente (smartphone) no es único. El uso del móvil es cada vez más precoz entre la población infantil. El 50,9% de los niños españoles de 11 años ya dispone un móvil, una proporción que crece hasta el 93,9% entre los de 15 años, según la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares correspondiente a 2016, que elabora el Instituto Nacional de Estadística.

La penetración del móvil entre la población infantil (de 10 a 15 años) ha crecido casi tres puntos en el último año y ha pasado del 67% de media en 2015 al 69,8% en 2016. Se trata del tercer año consecutivo en el que crece el uso de los smartphones entre menores, ya que repuntó 3,5 puntos en 2015 y 0,4 en 2014.

Cumplo once años y quiero un ‘smartphone’

El tramo de edad donde se ha observado un mayor crecimiento ha sido precisamente el de los 11 años. Si hace un año, el 42,2% de los menores con esa edad disponían de un móvil, ahora esa proporción supera el 50%. El gran salto de acceso al móvil se produce precisamente a partir de los 10 años, ya que apenas a la cuarta parte de los niños (25,4%) de esa edad tiene un terminal, duplicándose cuando cumplen 11 años, lo que da a entender que entre los padres se ha puesto esa barrera mayoritariamente para permitir a sus hijos que dispongan de móvil propio.

El acceso de los menores a los móviles no está exento de una polémica que los nuevos datos del INE no hacen sino alimentar, porque además corroboran que España es uno de los países de la UE en el que los menores acceden antes al móvil, más de diez puntos por encima de países como Alemania, Reino Unido, Italia o Francia.

¿A qué edad debe manejar un niño un smartphone o una tableta? El estudio Menores de Edad y Conectividad Móvil en España realizado por el Centro de Seguridad en Internet para los Menores, integrado en el programa Safer Internet de la Comisión Europea, tiene una respuesta muy clara: “Lo antes posible, siempre y cuando esto suceda con el acompañamiento de sus padres y éstos estén decididamente implicados en su formación”.

Según este estudio, la conectividad móvil y el descenso en la edad de inicio, “pueden facilitar a los padres el trabajo con los más pequeños”, y su control con fines educativos que ya no pueden realizar cuando los hijos son adolescentes y se muestran muy reacios a permitir que sus padres les controlen su actividad en Internet o accedan a sus perfiles en las redes sociales.

Javier, periodista, de 40 años, no desea que su hijo Pablo, de 9 años, tenga un móvil hasta dentro de unos años pero reconoce que se lo comprará “si en su entorno le presionan para que lo tenga”. “No encuentro que en la balanza para permitir que mi hijo disponga de un móvil pesen más los beneficios que las complicaciones. La parte positiva es que lo puedes tener localizado en todo momento pero hay muchos peligros como el ciberacoso o la pederastia que no te compensan. Pero tampoco quiero que mi hijo sea un marginado. Está claro que si todos sus compañeros de clase lo tuvieran, no tendría más remedio que regalárselo”.

Los datos del INE prueban que la sociedad española en su conjunto es más receptiva que otras de los países de nuestro entorno a la hora de poner un móvil en manos de un menor. La mejor prueba es que es el regalo más demandado en cumpleaños, Primeras Comuniones o fiestas navideñas, según los análisis de mercado de los grandes almacenes que ponen el foco de sus campañas publicitarias para niños y adolescentes cada vez más en estos productos

“Todo el mundo quiere regalarle un móvil a los niños. Pero hay que resistirse porque no cabe duda de que el móvil les crea una terrible dependencia, les hace sedentarios. Mi hija Blanca, que ahora tiene 16 años, consiguió que le diéramos un móvil a los 12 y dejó de leer y está deseando llegar a casa y ponerse a interactuar con sus amigos en lugar de hacer otras cosas. Por las noches, escucho desde su habitación el sonido de los WhatsApp que recibe. No quiero que eso le pase a Miguel, prefiero que siga leyendo comics o saliendo con su bici BMX a dar saltos en lugar de estar todo el día enganchado a la pantalla”, señala Beatriz.

Otro dato que apuntan los operadores de telefonía que ha podido ayudar al incremento del uso de móviles por menores y adolescentes son los nuevos paquetes convergentes (fijo, móvil e Internet) que se han popularizado en los últimos años y que ofrecen líneas móviles adicionales gratis o aun precio más asequible. "Los padres prefieren esta fórmula porque es más asequible que la de recargar una línea de prepago y además pueden tener un mejor control del uso que hacen sus hijos", indica el portavoz de una compañía.   

Uso universal del ordenador

Los llamados nativos digitales, la generación que ha crecido con Internet, se deja notar en la elevada proporción del uso de tecnologías de información por la población infantil. El uso de ordenador entre los menores es prácticamente universal (94,9%), mientras que el 95,2% utiliza Internet. Por vez primera, el número de menores usuarios de Internet supera al de ordenador, debido en gran parte a las conexiones a la Red en movilidad con smartphones o tabletas.

Por sexo, las diferencias de uso de ordenador y de Internet apenas son significativas, como en años anteriores. La tasa de uso de ordenadores se sitúa en ambos sexos por encima del 95%. También se ha aproximado entre los dos sexos la tasa de disponibilidad de teléfono móvil, donde más divergencias había. En 2015, la disposición de móvil en las niñas superaba en más de cinco puntos a la de los niños y en 2016 se ha reducido a 2,1 puntos.

Penetración de Internet

Con carácter general, la encuesta del INE señala que el 81,9% de los hogares españoles tiene acceso a la Red en 2016, frente al 78,7% del año anterior. En España ya existen más de 13 millones de viviendas familiares con acceso a Internet.

El principal tipo de conexión a Internet por banda ancha es el establecido a través de un dispositivo móvil con un 80,1% de las viviendas con acceso. A continuación se sitúa la línea ADSL (48,3% de las viviendas con acceso), la red de cable o fibra óptica (37,5%), otras conexiones fijas de banda ancha –vía satélite, WiFi público o WiMax– (8,1%) y las conexiones móviles de banda ancha – vía modem USB o tarjeta – (6,6%). Cabe destacar el descenso en más de 10 puntos en la conexión por ADSL respecto al año anterior, y los incrementos en red de cable o fibra óptica (9,6 puntos más) y en dispositivos de mano (3 puntos más).

En cuanto al uso, más de 27,7 millones de personas, el 80,6% de la población de 16 a 74 años, ha utilizado Internet en los tres últimos meses. Esta cifra supera en 1,9 puntos la del año anterior. El dispositivo más utilizado para conectarse desde cualquier sitio a Internet es, con mucho, el teléfono móvil (el 93,3% de los internautas), seguido del portátil (57,8%), el ordenador de sobremesa (45,4%) y la tableta (41,5%). También son citados la Smart TV (16,3%) y otros dispositivos móviles (11,7%). A las personas que declararon haber utilizado una Smart TV para conectarse a Internet se les preguntó las actividades realizadas con tal dispositivo. El 71,7% declararon “ver películas o videos” y “ver TV emitida por Internet” (63,4%).

El segmento de usuarios intensivos (los de uso diario) roza los 23 millones de personas, lo que representa el 66,8% de la población de 16 a 74 años. Es decir, dos de cada tres personas de 16 a 74 años se conectan a Internet a diario.

Cae el uso del DVD

El 77,1% de los hogares con al menos un miembro de 16 a 74 años dispone de ordenador en el año 2016, porcentaje ligeramente superior (+1,2 puntos) al del año pasado. El resto de productos tecnológicos (TIC) investigados en la encuesta este año se mantiene en los niveles de 2015 o experimenta una bajada, como el vídeo y el DVD.

El 99,3% de los hogares dispone de teléfono (fijo o móvil). El 75,9% tiene ambos tipos de terminales. Un 2,6% de los hogares dispone únicamente de teléfono fijo, mientras que un 20,8% tiene exclusivamente teléfono móvil para comunicarse desde el hogar. La implantación del teléfono móvil se mantiene en los mismos niveles que en 2015 (96,7% de los hogares).

Más información