Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Audi inaugura su primera fábrica en México

Desde la planta situada en Puebla, la firma alemana fabricará en exclusiva su nuevo modelo Suv Q5 con una inversión de 1.300 millones de dólares

Planta de Audi en Puebla
Planta de Audi en Puebla

México continúa reforzando su arsenal automovilístico. Cuatro años después de anunciar una inversión de 1.300 millones de dólares, Audi ha abierto este viernes las puertas de su planta de San José de Chiapa, estado de Puebla, sumándose así a la decena larga de grandes marcas internacionales que han optado por desplazar su producción hacia el país norteamericano. La ventaja logística de tener como vecino a EE UU, el primer mercado mundial, y los bajos costes laborales son un imán para la industria del motor. México es ya el primer productor de Latinoamérica y el cuarto exportador a nivel global.

La nueva fábrica alemana en Puebla es presentada como “es centro de producción más moderno de Audi”. Con una mastodóntica superficie equivalente a 560 campos de fútbol, el objetivo principal será el nuevo modelo de Suv Q5. Compacto y deportivo, la fabricación en el país de este vehículo de gama alta supone una novedad para la industria mexicana, marcada tradicionalmente por su bajo valor añadido.

“Elegimos San José Chiapa porque hay un buen nivel de educación, dos puertos cercanos, una gran cadena de proveedores, y la oportunidad de construir algo totalmente desde cero. Además tenemos el precedente de éxito de la ingeniería alemana con nuestra hermana Volkswagen, que lleva aquí más de 60 años”, explica por teléfono Julio Schuback, director de comunicación de Audi México.

El sector automovilístico genera cerca de un millón de empleos en el país. La mayoría se encuadran en la clásica cadena de montaje fordista –pintura, electricidad, ensamblaje– mientras que los empleos que requieren mayor formación y salario –diseño, ingeniería, investigación– provienen de Europa, Estados Unidos, Japón, casi nunca de México.

Dentro del nuevo complejo industrial, Audi ha levantado también un centro de capacitación. La empresa prevé que al menos 3.500 técnicos salgan de su incubadora. La plantilla total sumará 4.200 trabajadores, prácticamente la misma cifra que el número de habitantes de San José Chiapa, un pequeño municipio de agricultores al norte del estado, casi en la frontera con Tlaxcala.

México supone el cuarto mercado para Audi y su modelo Suv, que en México cuesta unos 40.000 dólares, registró uno de los mayores incrementos de ventas en EE UU durante los últimos meses. Los pronósticos de la compañía son que a final del año que viene salgan de la planta 150.000 vehículos, con destino prioritario a Estados Unidos.