Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Volkswagen prepara a la plantilla para una reestructuración por el coche eléctrico

La empresa reúne en Wolfburgo a 20.000 empleados para trasmitir su estrategia para liderar el mercado de automóviles enchufables y la necesidad de reducir costes

Un empleado en la fábrica de Volkswagen en Salzgitter.
Un empleado en la fábrica de Volkswagen en Salzgitter. EFE

Este miércoles tuvo lugar una asamblea de trabajadores de Volkswagen en Wolfsburgo, la sede del gigante automovilístico alemán. En esa reunión, de cuatro horas de duración, se congregaron cerca de 20.000 empleados. Y cuando terminó el encuentro, el personal que acudió regresó a sus hogares con un regusto amargo, a causa del discurso pronunciado por Karlheinz Blessing, el jefe de personal del grupo. El ejecutivo anunció que el gigante alemán dará a conocer en el mes de noviembre una nueva estrategia para el grupo, centrada en la fabricación de coches eléctricos. Y admitió que el plan tendrá una repercusión directa en la plantilla, aunque asegura que se tratará de una renovación a través de jubilaciones.

Blessing evitó mencionar cifras, pero anunció a los empleados que VW se enfrentaba a un "riguroso plan de puesta a punto". "Cualificación, nuevas tareas, nuevas formas de trabajo, a todo esto tenemos que enfrentarnos. También habrá una reducción de personal mediante la jubilación anticipada”, dijo Blessing al referirse, por primera vez, a una sospecha que había ido aumentando con el tiempo entre los trabajadores alemanes.

El grupo, que da trabajo a 610.000 personas en todo el mundo, debe reducir sus costes y también poner en marcha una revolucionaria estrategia empresarial para hacer frente a los desafíos del futuro. "No habrá despidos forzosos por motivos empresariales", señaló por su parte, Bernd Osterloh, el presidente del Comité de Empresa, en un intento de calmar a los trabajadores. "Significa solo que los puestos de trabajo de las personas que se acojan a una jubilación anticipada no serán ocupados. Los puestos de trabajo del personal de plantilla están asegurados", insistió.

Centrado en el coche eléctrico

Los nuevos planes de VW serán anunciados en el mes de noviembre, pero ya no es un secreto para nadie que el mayor fabricante de automóviles de Europa desea concentrar sus energías y creatividad en la producción de coches eléctricos. Según el consejero delegado, Matthias Müller, y el jefe de personal, Karlheinz Blessing, la compañía desea tener en el mercado, a más tardar en el año 2020, cerca de 30 modelos de coches eléctricos capaces de recorrer más de 500 kilómetros sin tener que cargar las baterías. A más tardar en 2025, según Müller, el 25% de la producción de Volkswagen serán coches eléctricos, una realidad que ya tiene en estado de alerta a las plantas de Salzgitter, donde se fabrican motores, y Kassel, especializada en la fabricación de piezas de transmisión.

"Los motores de combustión interna perderán importancia a medio plazo", dijo Blessing al periódico Handelsblatt, una certeza que tendrá una repercusión directa en la planta de Salzgitter, donde trabajan 7.000 personas. Para impedir una masiva reducción de personal, la empresa tiene ya en estudio la fabricación de baterías para la nueva gama de coches eléctricos. "Nuestra meta estratégica es convertirnos en los líderes del mercado de la movilidad eléctrica", dijo Matthias Müller, el consejero delegado, a los 20.000 trabajadores que se reunieron en Wolfsburgo.

También Müller también admitió que el consorcio había hecho grandes progresos en reducir las consecuencias del escándalo de emisiones tóxicas que estalló en Estados Unidos hace casi un año. "Hemos recuperado la iniciativa en las negociaciones y hecho grandes progresos en la retirada de los modelos diésel". Según Müller, la Agencia Federal del Transporte Motorizado de Alemania ya ha autorizado la renovación de alrededor de un 60% de los coches afectados en Europa

El máximo responsable de VW también anunció que el grupo dará a conocer, posiblemente en noviembre, el resultado de una investigación externa destinada a esclarecer el origen del escándalo. Ese mes, publicará su plan Estrategia 2025, que debe asegurar el liderazgo de Volkswagen, esta vez en la fabricación de coches eléctricos en Europa.

Más información