Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tesla choca con la realidad y duplica sus pérdidas

El fabricante de coches eléctricos entrega menos vehículos de lo previsto en el segundo trimestre

Línea de ensamblaje del Model S de Tesla. EFE/Vídeo:CNBC

Tesla va a necesitar una suma ingente de dinero para poder hacer realidad la visión de su fundador, Elon Musk. La ambición del empresario no se corresponde con las expectativas de Wall Street hacia el rendimiento de la compañía. El fabricante de coches eléctricos se anotó pérdidas de 293 millones de dólares en el segundo trimestre, el doble que hace un año y también el doble de lo esperado. Registró ingresos de 1.560 millones entre abril y junio.

La estrategia de Musk en este momento es expandir la capacidad de producción para atender la demanda del nuevo Model 3, que empezará a circular a finales de 2017, y eso le está llevando a quemar capital sin pensar en el margen de beneficio, que cayó al 21%. Esta semana, además, se formalizó la adquisición del instalador de paneles solares Solar City en una operación valorada en 2.600 millones.

La atención de los analistas se centró en el ritmo con el que entrega a sus clientes la berlina de lujo Model S y el todocamino Model X. El dato sirve para tener una idea de la velocidad con la que crece y determinar si el proceso de producción se topa con problemas que retrasan la cadena de ensamblaje. Las entregas en el segundo trimestre se quedaron en 14.402 unidades, que se suman a las 14.820 del primero.

"Durante los primeros seis meses del años estuvimos en un infierno", admitió después en la conferencia con analistas Elon Musk, que hasta en cinco ocasiones dijo lo "duro" que está siendo producir los coches. Aún así, espera ser capaz de fabricar 2.000 vehículos a la semana. Jason Wheeler, el director financiero, también dijo estar "decepcionado" con el número de entregas.

Tesla anticipaba 17.000 unidades para el trimestre pasado aunque hace un mes admitió que quedaría por debajo. Pese a los retrasos, el objetivo este año era poner en circulación al menos 80.000 vehículos para estos dos modelos. Eso implica que en seis meses tendrá que producir lo mismo que en todo 2015. La compañía mantiene el objetivo de realizar medio millón de entregas anuales en 2018, para doblarlas en 2020.

El Model 3 cuenta en la actualidad con 375.000 reservas. Musk señala que ya superó la fase de diseño, pero hace un par de semanas dio a entender en la actualización de su plan maestro que el utilitario va con un ligero retraso. Aunque la primera versión del sedan estará lista para finales del año próximo, la producción real del vehículo eléctrico no comenzará hasta 2018. El éxito de este modelo es clave para que Tesla pueda convertirse en un gran fabricante.

Más tiendas

El reto no pasa solo por contar con el efectivo necesario para acelerar la producción. Además, debe tener una red de distribución para poder responder a tiempo a la demanda. Tesla tiene previsto abrir una de sus galerías cada cuatro días durante el resto del año. Las nuevas tiendas se estrenarán en mercado urbanos muy poblados como Taipei, Seoul y Ciudad de México.

Tesla tiene en la actualidad una capitalización bursátil próxima a los 32.750 millones de dólares. Los inversores se muestran por lo general bastante pacientes con Musk, aunque es realmente complicado poner números a su plan de futuro. El empresario asegura que si la transición hacia las energías renovables se produce como espera, el conglomerado tendrá un valor de un billón de dólares.

La compañía se apreció un 1.100% desde su estreno bursátil hace seis años y eso pese a que acumula pérdidas superiores a los 2.000 millones de dólares. La acción se negociaba a 225 dólares la unidad antes de publicar sus cuentas. El máximo pagado está en 280 dólares, a comienzos del pasado mes de julio. Pero es un valor errático cuando se observa que el mínimo anual está en 140 dólares.

Más información