Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica gana 1.241 millones hasta junio, un 42,1% menos por el efecto divisa

La operadora sufre las devaluaciones latinoamericanas y los extraordinarios por la venta frustrada de su filial en Reino Unido

José María Álvarez-Pallete, en la junta general de accionistas de 2016.
José María Álvarez-Pallete, en la junta general de accionistas de 2016.

Telefónica registró un beneficio neto en el primer semestre de 2016 de 1.241 millones de euros, un 42,1% menos que en el mismo periodo del año anterior (un 66% menos si se tiene en cuenta la cifra que publicó hace un año), ante el efecto negativo de los tipos de cambio y la falta de extraordinarios en comparación con 2015. Los ingresos ascendieron a 25.535 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,1. El resultado operativo antes de amortizaciones e impuestos (OIBDA) del grupo decreció un 6,4% hasta los 7.756 millones.

El resultado neto se ve influenciado por varios efectos extraordinarios. Se trata del primer trimestre en el que la operadora ha vuelto a incluir los resultados de su filial británica O2, tras la frustrada venta de O2 a Hutchison por el veto de Bruselas. Además, las principales partidas del balance están impactadas por la variación de los tipos de cambio, que restan a la operadora de telefonía 11,7 puntos porcentuales en la evolución de los ingresos, así como y 10,7 puntos porcentuales a la del OIBDA. Este impacto, señala la compañía, se neutraliza en términos de generación de caja,que creció en más de 1.000 millones.

Indemnización de 10,5 millones para Fernández Valbuena

Santiago Fernández Valbuena, el que fuera director general de Estrategia de Telefónica, y ocupara altos cargos en los 18 años que estuvo en el grupo, recibió una indemnización de 10,56 millones de euros tras su cese como directivo en mayo pasado, según consta en las cuentas remitidas este jueves por el grupo a la CNMV. Valbuena tenía además un fondo de pensiones acumulado en Telefónica de 6,4 millones.

La indemnización es la razón principal de que las retribuciones totales de la alta dirección –aquellos que no están en el consejo de administración- pasara de 8,6 millones de euros en el primer semestre del 2015 a 19 millones de euros percibidos de enero a junio de este año.

Por su parte, la retribución total de los consejeros pasó de 18,8 millones en el primer semestre de 2015 a 13,2 millones de euros en el primer semestre de este año, cayendo tanto la retribución fija (-700.000 euros) hasta los 3,9 millones, como la variable (-1,4 millones) hasta los 8,5 millones y el capítulo de extraordinarios, que se redujo en 2,6 millones.

Asimismo, la compañía ha informado que a fecha 30 de junio de 2016 se ha producido el vencimiento del tercer ciclo del plan de incentivos a largo plazo en acciones de Telefónica denominado “Performance and Investment Plan 2013-2016 (“PIP 2013-2016”), que no ha supuesto entrega de acciones a los directivos del grupo, ante la mala evolución de la acción.

La variación interanual del beneficio neto a cierre del semestre está significativamente afectada porque en el primer trimestre del año pasado tuvieron un impacto positivo fiscal no recurrente de 1.185 millones de euros, precisamente a cuenta de la venta de O2, que finalmente no se ha realizado.

Por regiones, los ingresos solo crecen en España, (+5,4%) y caen en Alemania (-4,1%), Reino Unido (-8,9%), Brasil (-11,3%) e Hispanoamérica (-15,7%). El resultado bruto (Oibda) cayó en todos los mercados, sobre todo en Hispanoamérica, donde retrocedió el 20,9%). El margen Oibda mejoró dos puntos básicos hasta el 30,7%, pese al retroceso de 2,3 puntos porcentuales en España, que se vieron compensados por Alemania, Reino Unido y Brasil.

Dividendo

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha subrayado que los resultados muestran un crecimiento rentable sostenido, que junto a la generación de sinergias y eficiencias, es el motor del crecimiento de los ingresos de servicio, del OIBDA, del flujo de caja operativo y de la expansión de márgenes. "Los resultados están alineados con nuestras expectativas para el año y permiten reiterar los objetivos financieros, así como el dividendo de 0,75 euros por acción para el 2016", ha señalado. La cotización caía un 5,4% a media sesión de este jueves hasta los 8,66 euros por título.

La deuda neta financiera se sitúa en 52.568 millones de euros a junio de 2016 y aumenta en el trimestre en 2.345 millones de euros. El ratio de endeudamiento (deuda neta sobre OIBDA) de los últimos 12 meses a cierre de marzo de 2016 se sitúa en 3,2 veces..

Las nuevas cuentas de 2015

Telefónica, además, ha presentado datos modificados de las cuentas de 2015 para tener en cuenta que finalmente no se ha producido la venta de su filial británica. La compañía declaró que el pasado año había ganado 2.745 millones, pero buena parte del resultado se debía a que se apuntaba unos créditos fiscales por la venta de O2. Ahora, al modificar los datos, Telefónica declara que su beneficio fue de 616 millones, un 77,5% menos que lo declarado inicialmente.

Pallete asegura que mantendrán el dividendo en 2016

La modificación también afecta a las cuentas del primer semestre. En el primer semestre de 2015 Telefónica declaró que había ganado 3.693 millones de enero a junio del año pasado, con lo que las cifras presentadas este jueves supondrían una caída del beneficio del 66%, pero ha corregido la cifra de 2015 a efectos comparativos y, por tanto, la caída se queda en el 42% citado.

En términos contables, ese ajuste no se hace contra los resultados, sino contra el patrimonio neto, que pasa en un año de 34.055 a 26.225 millones, muy afectado también por las diferencias cambiarias.

Clientes

Los clientes de Telefónica totalizan 347,5 millones a 30 de junio de 2016 y presentan una caída del 2% interanual, aunque con un mayor peso de clientes de mayor calidad, que continúan siendo la principal palanca de crecimiento: contrato móvil (+6%),smartphones (+18%), televisión de pago (+4,9% orgánico), fibra y VDSL (+31% orgánico) y LTE/4G (se multiplican por 2,1 veces). Esta circunstancia refleja en el crecimiento del 3,2% del ingreso medio por cliente frente al primer semestre de 2015.

España vuelve a ser la primer filial del grupo por ingresos

Los accesos móviles se sitúan en 272,6 millones, con una caída del 2,1%, aunque con incremento del peso de contrato sobre el total hasta el 39,2% tras presentar crecimiento del 5,9%.. Los smartphones ascienden a 130 millones, incrementando interanualmente 18,1 puntos porcentuales su penetración hasta el 51,1%., mientras que los clientes LTE/4G  (50 millones) suponen ya el 19,3% del total de accesos móviles (10,2 puntos porcentuales más). Por su parte, los accesos de fibra y VDSL se sitúan en 8,3% millones (+30,9%) y y el parque total de televisión de pago asciende a 8,42 millones de abonados (+4,9%).

Por filiales

Telefónica España consolida su vuelta al crecimiento y la recuperación interanual en los ingresos, que aumentaron un 5,4% en el primer semestre hasta los 6.328 millones de euros, mientras que el Oibda se mantuvo estable (-0,1%), gracias, en parte, a los ahorros del llamado plan de suspensión de empleo.

La base de clientes descendió ligeramente (-1,9%) hasta los 41,4 millones, debido al descenso de las líneas móviles hasta los 17 millones (-1,4%). Los paquetes Movistar Fusión en el segmento residencial alcanzan 4,3 millones de clientes (+10% interanual) y 2,1 millones de líneas móviles adicionales (+9% interanual), con una ganancia neta trimestral de 60.000 nuevos paquetes, y representa ya el 82% de los clientes de banda ancha, el 77% de los clientes de televisión y el 70% de los clientes de contrato móvil.

Los accesos minoristas de banda ancha aceleran su ritmo de crecimiento hasta el 3% interanual, con una ganancia neta entre abril y junio de 52.000 accesos. Las líneas de fibra se sitúan en 2,7 millones y suponen ya el 44% de los accesos de banda ancha. La cobertura de fibra hasta el hogar aumenta en 600 mil unidades inmobiliarias en el trimestre hasta 15,7 millones, y continúa siendo la más extensa de Europa. Por su parte, los accesos de televisión de pago totalizan 3,8 millones (+4% interanual orgánico) incluyendo 750.000 de DTS por satélite.

En contraste, Brasil fue la región que más sufrió los efectos de la crisis económica que golpea al país y la devaluación de su moneda. Los ingresos cayeron un 11,3% y el beneficio bruto un 6,4%. Tras los descensos consecutivos de sus ingresos, Brasil ha dejado de ser la primera filial del grupo por ingresos, cediendo el testigo otra vez a España. Asi, la filial española supone el 25,1% de los ingresos consolidados del semestre, seguido de Telefónica Hispanoamérica (23,8%), Brasil (20,2%), Alemania (14,6%) y Reino Unido (13,7%).