Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La banca solo devuelve las cláusulas suelo si el cliente gana en la vía judicial

El sector elude la sentencia de abril pasado que exigía el reembolso del dinero cobrado desde 2013

Afectados por la cláusula suelo se manifiestan en Valladolid
Afectados por la cláusula suelo se manifiestan en Valladolid EFE

Tres entidades, (el BBVA, Abanca y Cajamar), fueron condenadas por el Supremo por comercializar las cláusulas suelo sin transparencia y han devuelto lo cobrado desde mayo de 2013. El resto de los bancos no lo hacen salvo que se lo ordene un juez, pese a que están condenados por un juzgado mercantil de Madrid desde abril pasado. Los bancos han recurrido el auto y, aunque pierden casi todos los juicios, sostienen que sus cláusulas son transparentes. Para frenar las quejas, ofrecen cambiar el préstamo a uno a tipo fijo si se renuncia a litigar. Las organizaciones de consumidores dicen que es más rentable reclamar.

Paolo Mengozzi, el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), dio una mala noticia a los hipotecados con cláusulas suelo el miércoles pasado al decir que no se debe devolver lo cobrado desde el inicio del crédito sino desde mayo de 2013. Aunque no era una resolución vinculante, hubiera sido un argumento más en favor de los clientes dentro de la errática vía judicial que ha llevado Europa en este caso.

En cualquier caso, Mengozzi no hubiera cambiado la situación real para los clientes afectados. Salvo los clientes del BBVA, Abanca y Cajamar, los del resto de entidades no han recibido un euro de las cláusulas suelo, salvo que hayan ganado un juicio al banco o la presión a la entidad haya sido convincente.

En 8 de abril pasado, la juez de lo Mercantil, Carmen González Suárez, estableció que 40 bancos —prácticamente todo el sector— ofrecieron a sus clientes cláusulas suelo con “falta de transparencia” y, por lo tanto, fueron “abusivas”. La magistrada decidió anular esas cláusulas —los topes que establecen un mínimo a pagar en la hipoteca por mucho que baje el euríbor— y obligó a devolver las cantidades cobradas “indebidamente desde mayo de 2013”. Sin embargo, las entidades optaron por recurrir el auto y no aplicarlo.

Los bancos admiten que están perdiendo muchos casos en los juzgados, aunque no dan porcentajes. También reconocen que es una situación que genera conflictos con los clientes en un momento donde ya las relaciones ya son difíciles.

Solo una minoría pleitea

Tras la presión judicial, los bancos fueron eliminando estas condiciones para los nuevos contratos. El Sabadell las quitó en 2014, pero no las devuelve “porque se comercializaron con claridad. Recurriremos hasta el último tribunal porque no es justo que tengamos que reintegrar este dinero”, dicen en la entidad. CaixaBank las retiró a partir de octubre de 2015, mientras que Bankia y el Popular lo hicieron desde enero pasado. Pero no aplican la retroactividad, como les pidió el auto, y que es la más rentable para los clientes. Los bancos saben que solo una minoría pleitea, algo para lo que hace falta dinero y tiempo, algo que les sobra a las entidades.

Según Javier Gastón, responsable de denunciascolectivas.com, “hace 28 meses que no perdemos un caso de cláusulas suelo y acumulamos un porcentaje de éxito judicial del 99,05%. En el 86% de los casos, las entidades han sido condenadas a pagar las costas, por lo que les ha salido gratis a los clientes”. Sin embargo, esta organización advierte de que “es importante tener en cuenta que no todas pueden reclamar y hay que evaluar caso a caso para no generar falsas expectativas”.

Gastón, así como otros abogados consultados y organizaciones de consumidores, como Adicae, coinciden en que “muchos de los afectados no son conscientes del dinero que pierden, que se ahorra el banco, si no lo reclaman”.

También critican que se ofrezca cambiar el crédito con suelos a uno a tipo fijo, con la obligación de renunciar a litigar contra la entidad. Otra estrategia es quitar el suelo voluntariamente para evitar el pleito si ven que hay riesgo.

Según el portal iahorro.com, hay mucho dinero en juego: en una hipoteca de 180.000 euros, contratada en junio de 2007 con una cláusula suelo del 3,5%. Si se aplica la retroactividad desde el inicio del contrato, el cliente recuperaría 10.340 euros de lo ya pagado. Si se hace desde mayo de 2013, obtendría 6.590 euros. La banca espera la sentencia de la Unión Europa de fin de año porque puede acabar con este sistema defensivo judicial.