Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Popular cierra con sobredemanda la ampliación de capital de 2.500 millones

Los inversores piden acciones por 3.401 millones, lo que supone una sobresuscripción del 35,75%

Sucursal del Banco Popular en Boadilla del Monte.
Sucursal del Banco Popular en Boadilla del Monte.

El mercado ha respaldado la ampliación de capital que el Banco Popular anunció para sanear su balance. La entidad ha señalado este viernes que ha cubierto su ampliación de capital por valor 2.505 millones de euros, con la suscripción de 2.004 millones de nuevas acciones. Ha añadido que la demanda total ha sido de 3.401,3 millones, lo que significa que ha tenido una sobredemanda del 35,75% sobre los títulos disponibles.

La entidad prevé que las nuevas acciones derivadas de la citada ampliación de capital sean admitidas a cotización en la Bolsa española el próximo 22 de junio, y que su negociación comience al día siguiente, el 23 de junio. Durante el periodo de suscripción preferente, finalizado el pasado día 11 de junio, se suscribieron 1.999 millones de acciones nuevas, representativas del 99,73% del total ofrecido en el marco de la operación, según ha comunicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El Banco Popular anunció la apertura del proceso de ampliación de capital el pasado 26 de mayo, con el objetivo de fortalecer el balance de la compañía, así como mejorar sus índices de rentabilidad y su solvencia. Con este fin, el grupo puso en venta más de 2.000 millones de acciones nuevas a un precio de 1,25 euros cada una y que han sido adquiridas en su totalidad, tal y como ha informado este viernes el banco en su comunicado a la CNMV.

A finales de mayo las acciones del Banco Popular se desplomaron por la incertidumbre generada tras en anuncio de su proceso de ampliación y porque esta operación suponía diluir el peso de las accionistas si no acudían a la ella.

Ángel Ron, presidente de la entidad, admitió el miércoles que el consejo del banco debatió la posibilidad de una fusión para resolver los problemas de balance, aunque no pasó de "una charla de café. Optamos por la ampliación porque creemos que protege al banco ante las incertidumbres del futuro", sostuvo.

Advertencias de la CNMV

La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, reveló este viernes que la institución ha realizado "advertencias" al folleto de la ampliación de capital de Banco Popular.

Rodríguez destacó, durante su intervención en un curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la UIMP de Santander, patrocinado por BBVA, que "nos hemos propuesto entrar de forma muy temprana en las operaciones que tienen relación con los minoritas".

La presidenta de la CNMV puntualizó que el objetivo de estas advertencias al banco era que los inversores contasen con toda la información posible para poder adoptar una decisión sobre su inversión.

En este punto, Rodríguez recordó que se trata de un producto "complejo" que tiene que atenerse "a lo que marca la normativa en vigor" para colocar un producto de estas características. "El banco está avisado y saben que lo vamos a mirar", insistió la presidenta de la CNMV, tras señalar que se trata de una operación "suficientemente grande" como para tener "una razonable satisfacción de que se ha hecho siguiendo las normas".

Por otra parte, la presidenta de la CNMV puntualizó que antes de lanzar la ampliación de capital se acercaron al banco para recabar información y recordarles "los criterios y las normas que tienen que cumplir" al comercializar. Rodríguez explicó que la CNMV realizó un "análisis previo" de la publicidad del banco "para que no fuese engañosa" y se les advirtió de que "íbamos a analizar cómo habían comercializado la ampliación".

Lo que hizo la CNMV fue solicitar al banco los folletos de publicidad porque en ocasiones "no digo que la información sea sesgada, pero sí incompleta, y eso no nos vale". Según dijo, "no se trata de una supervisión preventiva", pero el banco ha tenido "varias advertencias de que íbamos a analizar el tema".

 

Más información