Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia registra la sede de Google en París por un caso de evasión fiscal

Inspectores de Hacienda, que reclama 1.600 millones, entran por segunda vez en las oficinas del buscador

Sede de la compañía Google en París.

El Ministerio francés de Finanzas ha decidido elevar el tono en el pulso que desde hace años mantiene con el gigante Google para que pague los impuestos que le corresponden por sus actividades en el país. Inspectores fiscales han entrado en la madrugada de este martes en la sede parisina del buscador en busca de documentos que prueben el presunto desvío de beneficios desde Francia a paraísos fiscales pasando por Irlanda, según han comentado fuentes oficiales.

Los funcionarios que han entrado en la sede, situada en el distrito noveno de la capital francesa, son un centenar de agentes de la Oficina Central de Lucha contra la Corrupción, Infracciones Financieras y Fiscales. Actúan en el curso de una investigación abierta por cinco magistrados de los tribunales financieros porque París reclama desde hace meses una supuesta deuda fiscal de al menos 1.600 millones de euros a Google. La cantidad corresponde a los impuestos no pagados por sus actividades, más las sanciones correspondientes.

Agentes franceses ya inspeccionaron la sede de Google en 2011 por las mismas sospechas de desvío de fondos al exterior, pero este año los ministerios de Economía y Finanzas han decidido endurecer su batalla contra el gigante estadounidense. El Gobierno difundió esa supuesta deuda de Google el pasado 24 de febrero, sin concretar la cantidad, precisamente el mismo día en que estaba de visita en París el responsable ejecutivo del buscador, Sundar Pichai.

Ese día, el consejero delegado del buscador intervino en París en un debate en Sciences Po. Tras su conferencia, el presidente del Consejo Nacional Digital de Francia, Mounir Mahjoubi, amigo del presidente François Hollande, le preguntó cuándo iba a pagar Google los impuestos que le corresponden en Francia.

El máximo jefe del buscador admitió que la mayoría de sus impuestos los pagan en Estados Unidos, donde tiene su sede de investigación y desarrollo, pero que la compañía estaba dispuesta a ayudar en la búsqueda de una simplificación del sistema fiscal en Europa. Añadió que pagan una media del 19% de impuesto de sociedades.

Las autoridades fiscales francesas, donde el impuesto de sociedades ronda el 30%, afirman que ni siquiera llega al 19% el caso de Google. Precisan que, como ocurre en otros muchos casos en Europa, el gigante desvía buena parte de sus ingresos y beneficios a su sede de Irlanda, donde el impuesto de sociedades es el más bajo de la UE, y de ahí a una filial en el paraíso fiscal de Barbados.

Google ya ha llegado a acuerdos con otros países europeos para saldar sus deudas fiscales. En Reino Unido, por ejemplo, pactó hace meses pagar 170 millones de euros para arreglar sus cuentas de 2005 a 2015.

 

 

Más información