Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple sufre la primera caída de ingresos en la era del iPhone

Las ventas del teléfono interactivo, su producto estrella, cayeron un 16% en el arranque de 2016

La empresa de la manzana ha publicado sus ingresos del primer trimestre del año. Reuters Life

Apple, la mayor compañía cotizada del mundo, sufrió la primera caída del beneficio y de los ingresos en más de una década. La electrónica de Cupertino ganó 10.500 millones de dólares en los tres primeros meses de 2016, un 23% menos que hace un año. Los ingresos bajaron un 13%, a 50.600 millones. Las ventas del iPhone, su producto estrella, cayeron por primera vez desde que se presentó hace nueve años. También se vio lastrado por la moderación en China.

Los resultados corresponden al segundo trimestre del ejercicio fiscal. La última vez que su negocio se contrajo fue en el primer trimestre de 2003, cuando sus ingresos dependían del PowerMac y por el metro de Nueva York se veía a cada vez más jóvenes escuchando música en el reproductor iPod. Una caída en las ventas de dos dígitos, además, no sucedía desde 2001. Las acciones de Apple cayeron 8% tras conocerse los resultados y evaporó 46.000 millones de capitalización.

Apple registró hace un año 58.000 millones de dólares en ingresos, que le aportaron un beneficio de 13.600 millones. Tim Cook, su consejero delegado, ya anticipó en enero que las ventas del iPhone caerían por primeras vez desde que se introdujo en el verano de 2007. "El resultado es consistente con nuestras expectativas", señaló. Y es que donde va el teléfono va la compañía, porque dos terceras partes de las ventas las genera su producto estrella.

El pasado trimestre se vendieron 51,1 millones de unidades del iPhone, lo que representa una caída del 16% respecto al segundo trimestre del ejercicio 2015. En el primero ya se estancaron, tras crecer a un ritmo superior al 50%. No es solo que Apple tuviera un mejor rendimiento hace un año gracias al nuevo iPhone de gran tamaño. La situación económica también es más compleja en el arranque de 2016. "El mercado de teléfonos móviles no crece", admitió Cook.

Además, el patrón se repite en cada ciclo. La mayoría de los usuarios del iPhone prefiere aguantar hasta el próximo gran cambio antes de sustituirlo. Los analistas esperan por eso que el futuro iPhone 7 logre resucitar el entusiasmo de los fieles a Apple en la temporada de compras navideñas. Eso, sin embargo, significa que habrá de nuevo caídas de las ventas en el trimestre en curso. Cook se declaró pese a ello "optimistas". "Es una situación transitoria", auguró.

Punto de inflexión

Los analistas de Raymond James, que llevan tiempo anticipando que el crecimiento de Apple llegó a un punto de inflexión, estiman que se venderán 212 millones de unidades del iPhone en el ejercicio 2016. Será la primera caída anual desde que el dispositivo irrumpió en el mercado. El año pasado se vendieron 231 unidades. Eso afectará a fabricantes de componentes como Qualcomm o Jabil Circuit.

Apple sigue apostando fuerte por China, pero el mercado empieza a estar saturado de teléfonos móviles como en Estados Unidos y Europa, lo que complica el crecimiento de la compañía estadounidense. Las ventas en esa región fueron de 12.490 millones de dólares, un 26% más que hace un año. Es el segundo mayor mercado tras las Américas, donde facturó 19.100 millones, un 10% menos.

Entretanto, la tableta iPad sumó nueve trimestres consecutivos de caídas en la ventas, al bajar en un año de 12,6 millones de unidades a 10,3 millones. Y eso pese a presentar un nuevo modelo para profesionales, para competir con la Surface Pro de Microsoft. El Apple Watch también decepciona. Las ventas de ordenadores Mac fueron de cuatro millones de unidades, un 12% menos.

Necesidad de diversificar

Cook también señaló hace tres meses que Apple tiene que adaptar su modelo de negocio para poder sacar tajada de los más 1.000 millones de dispositivos que funcionan con su sistema operativo y ofrecerles servicios para así diversificar su base de ingresos, como el Apple Pay, iCloud o Apple Music. Ese negocio creció un 20% en el año y doblará en los próximos cinco.

El rendimiento bursátil de Apple refleja esta situación. Es el peor valor del Dow Jones en el último año, al dejarse un 18% mientras que el índice estuvo relativamente plano. Logró repuntar un 5% desde la última vez que presentó resultados, frente a la apreciación del 12% de las empresas que integran el compuesto de Wall Street. Tiene un negativo del 1% este 2016. El mínimo más reciente está en 92 dólares la acción.

Más información