Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los argumentos de Google tras la acusación de Bruselas

"Esperamos continuar trabajando con la Comisión Europea para demostrar que Android es bueno para la competencia y para los usuarios", dice el gigante estadounidense

Google
Trabajadores de Google en el interior de sus oficinas en Washington. Getty

Google responde a Bruselas tras la acusación formal de abuso de posición dominante con el sistema operativo Android. En un comunicado exprés firmado por Kent Walker, uno de los vicepresidentes del gigante estadounidense y jefe de asesoría jurídica, la firma californiana replica que sus acuerdos con otros socios "han ayudado a fomentar un notable y sostenible ecosistema basado en un software de código abierto y promoviendo la innovación". "Esperamos continuar trabajando con la Comisión Europea para demostrar que Android es bueno para la competencia y para los usuarios", añade.

"Era imposible predecir su éxito cuando lanzamos Android, en 2007. Pero nosotros (y el resto de compañías en él, tanto en dispositivos como en aplicaciones) seguimos creyendo en él", remarca. "Desde entonces ha emergido como un motor para la innovación de software y hardware en móviles. Ha permitido a cientos de fabricantes crear fantásticos teléfonos, tabletas y otros dispositivos. Y ha permitido a los desarrolladores de todos los tamaños alcanzar, de manera sencilla, grandes audiencias. ¿El resultado? Los usuarios pueden disfrutar y elegir entre múltiples dispositivos y aplicaciones a precios más bajos".

Walker afirma tomarse "muy en serio" la investigación abierta en Bruselas, pero sostiene que su modelo de negocio "permite a los fabricantes reducir sus costes y tener mayor flexibilidad al tiempo que ofrecen a los clientes un control sobre sus dispositivos móviles sin precedentes". A continuación, el responsable jurídico de Google pasa a resumir en cinco puntos el proceso de diseño del modelo:

-Acuerdos completamente voluntarios con los socios. Cualquiera puede utilizar Android sin Google. "Pruébalo, puedes descargarte el sistema operativo entero de manera gratuita, modificarlo todo lo que desees y construir un teléfono con él. Muchas compañías, como Amazon, lo hacen", incide el directivo.

-Fabricantes con interés. Quienes quieren participar en el ecosistema Android se comprometen a probar y certificar que sus dispositivos soportarán las aplicaciones (apps) de Android. Si esto no fuera así, las aplicaciones no funcionarían de un dispositivo al siguiente. "Imagina cómo de frustrante tiene que ser que una aplicación que te descargaste en tu móvil Android no funcione en el siguiente móvil Android que tengas del mismo fabricante", añade.

-Libertad para los fabricantes. Cualquier fabricante puede decidir si cargar o no hacerlo la suite de Google Apps en su dispositivo y además añadir otras apps también. Por ejemplo, los teléfonos de hoy vienen con decenas de apps preinstaladas de Microsoft, Facebook, Amazon, Google, las propias de las compañías de teléfonos móviles etc.

-Completamente gratuito. "Por supuesto que Android es gratuito para los fabricantes, lo costoso es desarrollarlo, mejorarlo, mantenerlo seguro y defendernos de demandas de patentes. Ofrecemos Android sin coste y compensamos nuestros gastos a través de los ingresos que generamos con las apps de Google y los servicios que distribuimos a través de Android", subraya el gigante estadounidense.

-Fácil y sencillo para los usuarios. "Es muy sencillo y fácil para los usuarios personalizar sus dispositivos móviles, descargarse las aplicaciones que quieran, incluyendo aquellas que son competencia nuestra", añade. La popularidad de apps como Spotify, Whatsapp, Angry Birds, Instagram, Snapchat y muchas otras demuestra, a su juicio, cuán fácil es para los usuarios utilizar aquellas aplicaciones que más les gustan. Desde el origen del sistema operativo, 50.000 millones de apps se han descargado en Android según los cálculos de Google.