Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El salario medio danés duplicó al español en 2015

Los salarios españoles siguen la línea de moderación de los últimos años y la brecha frente a la media europea se ensancha

Un trabajador en la planta de Ford en Almussafes (Valencia)
Un trabajador en la planta de Ford en Almussafes (Valencia) BLOOMBERG

El trabajador medio danés —que destaca como el mejor pagado de toda la UE— ingresó el año pasado más del doble por hora que el empleado medio español. Así se desprende del último informe de sueldos y de coste laboral por países elaborado por la oficina estadística comunitaria, Eurostat, que traza una línea divisoria entre los países ricos del centro y del norte de la Unión y los más pobres en términos relativos, situados en el sur y en el este del club comunitario. La retribución media por hora en España ascendió el año pasado a 15,8 euros, apenas 10 céntimos más que en 2014, y ligeramente por debajo de la media comunitaria. Lejos de reducirse, la brecha frente al resto de la Unión (19 euros) y de la eurozona (21,8 euros) se ensanchó el ejercicio pasado.

En una constante desde que se empezó a elaborar esta estadística, Dinamarca volvió a liderar el año pasado el ranking de salario medio en la UE con 35,6 euros, seguido a una distancia considerable por Luxemburgo (31,3 euros), Bélgica (28,2), Países Bajos (26) e Irlanda (25,9). Las diferencias entre la paga media de un trabajador de estos países y uno de los países más pobres de la Unión son abismales: en 2015, el empleado medio búlgaro recibió solo 3,4 euros por hora —más de 10 veces menos que un danés—; su vecino rumano, 3,9 euros; el lituano, 4,9 euros y el letón, 5,6 euros.

El mapa continental de salarios no cambia mucho si, en vez de tener en cuenta el salario medio, se tiene en consideración el coste laboral del trabajador para la empresa (ya sumados los impuestos y las cotizaciones sociales a cargo del trabajador). Cabe destacar que las cifras de Eurostat no tienen en cuenta el nivel de precios de cada Estado, en el que las diferencias también son considerables.

Moderación salarial en España

Tras la fuerte devaluación interna con la que España ganó competitividad durante la crisis, tanto el salario como el coste de la mano de obra se mantuvo prácticamente estable el año pasado y amplió su línea divergente respecto al resto de vecinos europeos. En el caso del coste por trabajador —la métrica que tienen en cuenta las empresas—, la subida fue de solo el 0,2%, 10 veces menos que en el conjunto de la UE y 7,5 veces menos que en la zona euro.

Por sectores de la economía española, la industria registró los costes de mano de obra más altos (23,3 euros por hora), seguida por el sector empresarial (20,9 euros), la construcción (20,6) y el sector servicios (20 euros).

Italia y Chipre, dos países duramente castigados por la Gran Crisis, toman el relevo de España y lideraron la devaluación salarial en 2015 para ser más competitivos con sendas caídas del 0,5% y del 1% en el coste de cada trabajador por hora.

En la nota metodológica que acompaña a la estadística publicada este viernes, Eurostat advierte de que los datos no incluyen ni al sector primario (agricultura y ganadería) ni a la función pública, por lo que solo contabilizan los sueldos y el coste laboral del sector secundario (industria y construcción) y terciario (servicios). Habida cuenta de que en todos los países de la UE ambos nichos económicos representan el grueso de la economía, los resultados de la estadística pueden considerarse un buen termómetro de la masa salarial total.